Alberto Lleras Camargo

Alberto Lleras Camargo

Biografía

Alberto Lleras Camargo nació el 3 de julio de 1906 en Bogotá, Colombia. Sus padres fueron Felipe Lleras y Sofía Camargo. Después de haber realizad sus estudios, se centró en el periodismo, en donde logró escribir varios artículos interesantes para algunos periódicos de renombre como El Tiempo, El Espectador y La República. En ese puesto logró hacerse de varias amistades importantes en esa época, haciendo que con el tiempo mejoraran sus habilidades de lectura y redacción.

En el año de 1926 decidió emprender un viaje a Argentina, lugar en donde escribió artículos para la Nación en Buenos Aires y en 1929 viajó a España con la finalidad de participar en una exposición industrial para el periódico El Mundo, en donde cubrió la nota y después regresó a Bogotá pero con el título de jefe de redacción del periódico “El Tiempo”, en donde se hizo de otras amistades.

Poco a poco fue creciendo de forma personal y profesional, siendo el 1930 cuando fue nombrado secretario general por parte del partido liberal. A pesar de haber estado de una época de crecimiento profesional, no dejó a un lado su situación personal, por lo que en 1931 decidió casarse con Berta Puga y de cuyo matrimonio nacieron tres hijas y un hijo. Así pasó el tiempo así que otro suceso importante se dio en 1933 cuando Alberto Lleras fue nombrado representante en la cámara.

Un año más tarde, en 1934 fue secretario general de la presidencia de Enrique Olaya Herrera junto a Alfonso López Pumarejo, en cuyo puesto hizo otros amigos que estaban dentro de la vida política de Colombia y quienes más tarde le brindarían su apoyo en otros cargos importantes del mismo ámbito. En el año de 1935 ascendió siendo ministro de gobierno y dos años después tuvo que viajar a Buenos Aires para asistir como delegado a la Conferencia Americana de Paz.

En 1938 Alberto Lleras nuevamente fue nombrado ministro de educación en donde hizo un papel muy destacable y después fue ministro de gobierno. Unos meses antes de que se diera la reelección de López Pumarejo, Lleras fundó el periódico llamado “El Liberal”, desde donde pudo hacer una fuerte crítica a la gestión de Eduardo Santos debido a que éste decidió descontinuar las políticas de la primera administración de López.

Cuando López fue presidente de Colombia, Lleras fue senador de la República y después fue nombrado director de “El Liberal” hasta el año de 1942. Más tarde, sus esfuerzos y entrega en el trabajo rindieron frutos cuando fue nombrado embajador en Estados Unidos y después entre los años de 1943 y 1944 fue ministro de gobierno, en cuyo cargo ya había tenido otras experiencias que lo ayudaron a hacer su labor de una mejor manera.

En 1945 fue ministro de Relaciones Exteriores, desde donde logró crecer enormemente en el ámbito político y en dicho cargo, representó a Colombia en la Conferencia de Chapultepec y la Conferencia de San Francisco que creó la ONU. En ese mismo año, fue elegido por el Senado como designado presidencial debido a que López había renunciado al poder, por lo que Lleras fue quien terminó su periodo de gobierno, siendo una siendo una época difícil en la cuestión política, económica y social país pero hizo lo mejor para sacar adelante a los colombianos.

Educación

Lleras tuvo el apoyo de sus padres para formarse como una persona integral, creciendo en una hacienda que fue administrada por su padre, en donde recibió clases privadas de historia, matemáticas y letras. Cuando su padre falleció en el año de 1915, la persona que se hizo cargo de Lleras fue su tío, quien veló porque recibiera una educación continua y no dejara de estudiar.

Su tío fue quien lo envió al Colegio Militar Antonio Ricaurte de Bogotá en donde desarrolló sus habilidades y obtuvo una gran fortaleza física y mental. Lleras se caracterizó por haber sido autodidacta, cuyo ejemplo fue que para el año de 1919 ya hablaba inglés y francés gracias a que leía libros y se preparó por su propia cuenta. Después estudió en el Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario pero no se graduó de esta institución. Más tarde ingresó al Externado de Ciencias Políticas.

Gracias a su formación y al desempeño que tuvo, logró obtener varios doctorados Honoris Causa de diversas universidades de Colombia y Estados Unidos, lo cual se dio durante gran parte de su vida. Esto es un ejemplo de que la perseverancia rinde frutos y en el caso de Lleras, supo cómo obtener lo mejor de su vida y junto con el apoyo de sus familiares, salió adelante e hizo cosas muy importantes que contaron mucho para cuando obtuvo la silla presidencial de Colombia.

Época en la Presidencia

Primer Periodo:

Lleras fue nombrado presidente provisional de Colombia y este cargo lo ocupó hasta el año siguiente cuando se realizaron las elecciones presidenciales que dieron el triunfo al candidato conservador Mariano Ospina Pérez. En esta época, Lleras ya tenía 39 años y fue reconocido como el presidente titular de Colombia más joven en la historia del país junto al general Eustorgio Salgar, quien también fue uno de los más jóvenes en obtener el poder.

Su administración se caracterizó por hacer cosas importantes en pro de los colombianos, como por ejemplo la fundación de la Flota Mercante Grancolombiana en el mes de febrero de 1946, cuya inauguración se celebró en Bogotá, siendo en una primera conferencia en donde se dio a conocer que su finalidad la creación de una empresa de marina mercante para Colombia, Venezuela y Ecuador.

En el mes de abril del mismo año se realizó la segunda conferencia en la ciudad de Caracas, en donde se decidió la creación de la Flota con una participación del 45% de capital colombiano, en donde Venezuela obtuvo el mismo porcentaje y en el caso de Ecuador, éste país obtuvo el 10%. Más tarde se concluyó la Reforma Constitucional de 1945. Cabe decir que la creación de dicha flota fue considerada como la obra más importante de su gobierno.

En esos momentos el partido liberal continuaba dividido, haciendo que las cosas se complicaran mucho más y entre los cuales se encontraron personas como Jorge Eliecer Gaitán por un lado y a Gabriel Turbay por el otro, pero en el caso del presidente Lleras, decidió permanecer neutral a esta situación para evitar que sucediera algo en contra de su gobierno. Esta división hizo que los del partido conservador pudieran recuperar el poder, mientras Lleras fue conocido como una persona estable para el país, siendo el intercesor de los liberales ante los conservadores, debido a que fue muy respetado por ambos partidos.

Segundo Periodo:

Después de darse la muerte de Gaitán, Colombia sufrió de muchos problemas y quien decidió ser el encargado de pacificar los movimientos y los ánimos de las persona fue Lleras, contando con el apoyo de otros políticos, porque se dio una lucha armada entre campesinos pero esto ya venía de tiempo atrás. En el año de 1957, el general Rojas decidió dejar el poder y fue así como la presidencia se dejó en manos de una Junta Militar de Gobierno, contando con la participación del general Gabriel Paris para terminar el periodo que le correspondía hasta 1958.

Después, Alberto Lleras fue elegido como primer presidente del Frente Nacional que se había conformado y durante un tiempo continuó con algunas de las obras que había iniciado durante el gobierno de Rojas y la junta militar, entre los cuales destacan el haber llevado a cabo la construcción del ferrocarril del Atlántico, después se hizo el aeropuerto El Dorado en la ciudad de Bogotá y con esto se beneficiaron a muchas personas de Colombia, además de que se incentivó el aspecto turístico.

Más tarde se llevó a cabo la creación de la hidroeléctrica de Chicoral en Tolima y esto también fue algo de gran relevancia además de que fue una de las personas que contribuyó en la construcción de viviendas mediante el instituto de crédito territorial. En cuanto al ámbito político, Lleras enfrentó los movimientos revolucionarios del partido liberal bajo el mando del hijo de López Pumarejo y quien fuera después el presidente de Colombia, así como Alfonso López Michelsen y de la facción ospinista del partido conservador.

Con el apoyo de Estados Unidos, logró adelantar un ambicioso programa de vivienda de interés social además de darse una alianza para el progreso de todos, lo que dio como resultado el barrio Kennedy de Bogotá que fue inaugurado por el mismo John F. Kennedy cuando visitó Colombia en el año de 1961. Esto trajo muchos beneficios al país porque ambas naciones mencionadas, lograron fortalecer sus lazos de amistad, así como de intercambio comercial para la mejora de todos los ciudadanos.

Lleras también logró firmar la paz con algunos de los guerrilleros que antes habían provocado conflictos en el país, pero no logró un consenso para insertarlos en la vida civil debido a los intereses de esas personas. En cuanto al plano internacional, su historia de vida nos muestra que el ex presidente Alberto Lleras rompió relaciones con Cuba, la cual ya era gobernada por Fidel Castro, cuyo motivo fue el interés de ingresó a la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio por sus siglas “ALALC”, en donde se dieron otros beneficios al país.

Después de la Presidencia

Cuando finalizó su primera administración en el año de 1946 y cuando se llegó el momento de entregar la silla presidencial, el siguiente en obtener el puesto máximo fue Mariano Ospina Pérez. Fue así como después Lleras decidió dedicarse al periodismo, en donde sus esfuerzos, tiempos y dedicación se reflejaron cuando fundó la revista llamada “Semana”, la cual tuvo un gran impacto en ese tiempo, contando con el apoyo de muchas personas para que tuviera publicaciones cada cierto tiempo.

Posteriormente logró ser nombrado presidente de la Unión Panamericana y después fue elegido primer secretario general de la Organización de Estados Americanos entre los años de 1948 y 1954, en donde se dieron varias movilizaciones violentas entre algunos grupos sociales, además los partidos políticos debido a la muerte del caudillo Jorge Eliecer Gaitán que se dio el 9 de abril de 1948.

Lleras fue rector de la Universidad de los Andes y delegado internacional para derechos humanos de la ONU en Hungría. Un año después de la toma del poder por parte del general Gustavo Rojas Pinilla en 1953, Lleras volvió a Colombia y dedicó gran parte de su tiempo a lograr la salida de este del poder después de que clausurara la prensa del país. Los temores de una dictadura prolongada que no tenía carácter ni liberal ni conservador produjeron una tregua entre los partidos tradicionales.

Así pasó el tiempo y entre los meses de marzo y julio de 1956, Alberto Lleras fue quien representó al partido liberal y por el contrario, estuvo Laureano Gómez en representación del conservador, quienes llevaron a cabo la firma de tres pactos fundamentales para el país, el primero fue el de “Benidorm” realizado el 24 de julio de 1956, en donde como punto principal se señaló el reconocimiento de la culpa por los crímenes cometidos por ambos partidos.

El segundo fue el pacto de “Marzo” realizado el 20 marzo de 1957, en donde se oponían a la reelección de Rojas Pinilla, cuyos acuerdos fueron respetados por ambos partidos. Cabe decir que cuando se dio el pacto de “Sitges” el 20 de julio de 1957, en donde se exponían las tesis del Frente Nacional, que básicamente consistía en un periodo de 16 años en donde los conservadores y liberales debían alternarse la presidencia de la República de Colombia, en donde todos tuvieron que respetar esto porque fue parte de un acuerdo de gran relevancia en esa época, permitiendo que los políticos participaran activamente y en donde todos estuvieron de acuerdo en llevarlo a cabo.

Con eso se logró repartir equitativamente las curules del congreso, además de abrir la oportunidad de ocupar cargos equivalentes en el ámbito de la justicia, con lo cual se beneficiaron muchas personas que lograron ser parte de los gabinetes de gobierno en periodos determinados y que pasaron a la historia de Colombia. Es elemental decir que cuando se puso en marcha el famoso “Frente Nacional”, éste puso fin a la violenta confrontación histórica entre los liberales y conservadores.

Fue así como un movimiento de gran peso como dicho frente, significó un gran cambio para los colombianos, en donde el conflicto armado que sucedió en el último tercio del siglo XX y parte del siglo XXI, en donde participaron las guerrillas y el estado, las personas armadas sufrieron estos enfrentamientos sangrientos, considerando que hubo más personas armadas en la historia de los conflictos de este tipo.

Cuando finalizó su segundo periodo como presidente de Colombia, Alberto Lleras entregó el poder a Guillermo León Valencia en el año de 1962 y después fue nombrado director del partido liberal y también se centró en el periodismo porque desde siempre fue algo que le interesó y en donde logró destacar entre sus colegas de la época, en donde se dio un gran auge en el aspecto de la redacción de temas políticos, económicos y sociales de Colombia.

En sus últimos años, se fue a vivir a Chía, cerca de la ciudad de Bogotá, y a menudo era consultado por políticos en materia del mismo ámbito y también en el diplomático porque Lleras fue una persona con gran espíritu aventurero y entregado en su trabajo, respondiendo a las necesidades de los colombianos en la medida de sus posibilidades, en donde los cargos que obtuvo durante su vida, hicieron que aprendiera muchas cosas e hiciera una larga carrera dentro de lo político.

Alberto Lleras desarrolló una gran capacidad de identificar a quienes serían los futuros presidentes de la República de Colombia debido a que estudió y observó muy de cerca a los políticos que deseaban competir por el cargo, así como también los movimientos de la sociedad. Fue una persona muy muy influyente sobre todos los gobiernos siguientes al suyo hasta que falleció el 4 de enero de 19990 en Bogotá y en cuyos actos de luto, participaron tanto conservadores como liberales guardando luto por la muerte de una persona que consideraron como un ejemplo a seguir.