Alfonso López Pumarejo

Alfonso López Pumarejo

Biografía

Alfonso López Pumarejo nació el 31 de enero de 1886 en Honda, lo que en ese entonces era San Bartolomé de las Palmas, Tolima, Colombia. Sus padres fueron Pedro López y Rosario Pumarejo. Desde que nació obtuvo el apoyo de sus padres, conforme fue creciendo aprendió cosas valiosas que más tarde lo ayudarían a obtener cargos importantes dentro de la política colombiana.

López al igual que otros de sus colegas, se interesaron en la política porque a pesar de que sufría constantes cambios tanto positivos como negativos, era algo que llamaba la atención, debido a las cosas que se podían hacer en los diversos cargos que existían en los gabinetes que hasta ese momento se habían conformado por personas de los dos grupos políticos más importantes en el país. Fue así como debido a la formación que tuvo desde joven, en el año de 1903 se hizo cargo de la empresa llamada Casa López, cuyo propietario era padre y estaba ubicada en la ciudad de Nueva York, en Estados Unidos.

Un año más tarde López regresó a Colombia y estuvo al frente de la empresa en Bogotá, en cuyo puesto aprendió más cosas sobre la administración, haciendo que poco a poco fuera mejorando las finanzas, por lo que su trabajo fue reconocido por los trabajadores y otras personas que conocían la situación que había atravesado la empresa. De esa forma, fue hasta el año de 1910 cuando decidió emprender la aventura en la vida política de Colombia, compartiendo y apoyando las ideas republicanas de Carlos Eugenio Restrepo y Enrique Olaya Herrera.

Dichos personajes participaron en un periódico llamada “El Liberal”, en donde lograron expresar sus puntos de vista en todo lo que sucedía en el país. El 19 de agosto de 1911 decidió unirse en matrimonio con María Michelsen, con quien tuvo dos hijas y tres hijos, sabiendo que era importante atender su vida personal pero también estar al pendiente de su trabajo.

Es importante mencionar que su historia de vida es interesante porque López se dio a conocer como una persona responsable, respetuosa y con grandes metas que con el tiempo logró alcanzar. Una meta fue que una vez en la política, era importante ir escalando peldaños para poder sobresalir, a pesar de que sabía que era algo realmente complicado, sobre todo por las cosas que habían sucedido en diversas administraciones desde el poder ejecutivo.

Más tarde, logró obtener un puesto como diputado en la asamblea de Tolima en 1915. López fue quien fundó el Banco Mercantil Americano en el año de 1918, también fue uno de los que se dedicó a redactar en los periódicos El Republicano y El Diario Nacional. Después fue nombrado delegado en la Conferencia Económica en Londres en el año de 1923 y en 1924 fue representante en la cámara, participando como opositor de Pedro Nel Ospina y de Miguel Abadía Méndez y éste último obtuvo la presidencia en 1926.

En el año de 1929 López fue nombrado presidente de la convención por el partido liberal y debido a que los conservadores estaban divididos y tenían problemas dentro de su partido, el liberal logró ganar las elecciones presidenciales con el candidato que habían elegido, en ese momento fue Enrique Olaya, quien logró llegar a la presidencia de Colombia y obteniendo el apoyo de muchos políticos.

Con el tiempo, López se fue abriendo paso en la política y en 1930 fue nombrado senador de la República al mismo tiempo que estaba frente a la dirección del partido liberal, para después de un tiempo ser nombrado embajador de Colombia en Ámsterdam, Holanda; país al que tuvo que viajar para poder desempeñar su cargo. Sus funciones diplomáticas fueron consideradas como importantes y de gran valor para Colombia.

En el año de 1933 participó en la VII Conferencia Panamericana realizada en Montevideo y en el protocolo realizado en Rio de Janeiro, Brasil, en donde se puso fin al conflicto territorial entre Perú y Colombia por el trapecio amazónico. Fue así como en el año de 1934, Alfonso López Pumarejo se presentó en las elecciones presidenciales como el candidato por el partido liberal y fue elegido debido a que no hubo otro candidato por el partido conservador.

Educación

Alfonso López Pumarejo tuvo el apoyo de sus padres para salir adelante y formarse como una persona con una educación progresiva de calidad. Estudió en su ciudad natal y después viajó a Bogotá junto con su familia, en donde estudió en el Colegio San Luis Gonzaga y más tarde ingresó al Liceo Mercantil. Debido a que era importante estudiar para poder tener una carrera, recibió clases de profesores particulares, uno de ellos fue el ex presidente Miguel Antonio Caro, de quien aprendió muchas cosas que más tarde lo ayudaron a sobresalir ante un mundo tan competitivo.

Cuando cumplió 15 años de edad, viajó a Londres para estudiar finanzas públicas en el Brighton College, después de haber cumplido con los años escolares ahí, viajó a Estados Unidos para estudiar economía política y finanzas. Fue así como su vida temprana se dedicó a formarse de manera integral, obteniendo la formación necesaria para sobresalir en la vida laboral de Colombia.

Época en la Presidencia

1er. Periodo Presidencial:

Con la perseverancia de Alfonso López Michelsen, logró obtener la silla presidencial en dos ocasiones, el primer periodo fue en el año de 1934, tomando el poder de Colombia el 7 de agosto y su administración duró hasta el año de 1938. El segundo periodo presidencial fue a partir del 7 de agosto de 1942 y hasta el año de 1945. Gracias a su arduo trabajo, tuvo el apoyo de las personas que nombró como parte de su gabinete de gobierno, en cuyo tiempo establecido, logró hacer cosas importantes en pro del país.

Su administración estuvo marcada por diversas situaciones, una de ellas fueron las tendencias socialistas, siendo la planeación de una reforma agraria, uno de sus primeros pasos, además de que hizo que la iglesia no interviniera en la educación, porque en años pasados, la iglesia controlaba, de alguna manera, todo lo relacionado con la educación pero en el gobierno de López, esto cambio por primera vez.

Tuvo en mente la necesidad de modernizar a Colombia, pero esto sólo se podía lograr con la participación de toda la población, así como de los políticos de ambos partidos, centrándose en políticas capitalistas mediante el desarrollo de las industrias y empresas, las cuales se iban a beneficiar con créditos y así fue como sucedió. Se dieron créditos a quienes lo solicitaron y esto se fue popularizando cada vez más, porque antes obtener un crédito era muy complicado y casi imposible en el país.

Posteriormente, el presidente López gestionó la creación de la Ciudad Universitaria, lo que hoy en día es parte de Bogotá y sede de la Universidad Nacional de Colombia. También hizo que se redujeran los impuestos para la clase baja y media, con lo cual muchos fueron los beneficiados. En el año de 1936 la constitución del país se reformó, señalando en varias líneas que el estado tenía el poder de intervenir en las industrias y las empresas del país, haciendo que la educación en escuelas públicas fuera gratuita y derechos de todos.

Asimismo, garantizó el derecho a la huelga y esto hizo que se crearan varios sindicatos, entre los cuales estuvo la Confederación Sindical de Trabajadores y la Confederación de Trabajadores de Colombia. El impuesto a la renta se aumentó y también los impuestos a las empresas, esto se hizo como una medida necesaria debido a que se habían reducido los impuestos a las clases menos favorecidas, así como también se creó un nuevo impuesto al patrimonio y al exceso de utilidades.

En 1938 se llevó a cabo un censo en todo el país, para saber cuántos habitantes tenía hasta esa fecha, obteniendo un resultado de 8.700.000 personas. Después de eso continuó trabajando arduamente para hacer otras mejoras en el país, atendiendo las necesidades y demandas de la población. Fue así como finalizó su primer periodo presidencial en el poder ejecutivo de Colombia y el siguiente presidente fue Eduardo Santos en 1938.

2do. Periodo Presidencial:

En esta segunda administración de Alfonso López Pumarejo se dio la guerra de la Alemania nazi y sus aliados, lo cual hizo que se confiscaran los bienes a los alemanes que se encontraban en Colombia, esto hizo que el país atravesara por una situación complicada, en donde dicha guerra, repercutió de forma social en el Colombia. Después, otro acontecimiento que tuvo que enfrentar el presidente López fue la enfermedad de su esposa María Michelsen, quien cayó gravemente enferma en ese momento.

También se dieron unos problemas políticos por parte del partido conservador, en donde debemos recordar que estaba dividido por problemas de la institución, en donde sus seguidores tuvieron diferentes puntos de vista, provocando que todo eso repercutiera en el gobierno de López, quien trató de renunciar a su cargo en el mes de marzo de 1944, pero la clase obrera hizo un paro con la finalidad de apoyar al su presidente, logrando que éste permaneciera en el poder por más tiempo.

López se hizo cargo de la salud de su esposa, por lo que entre el 19 de noviembre de 1943 y el 17 de mayo de 1944 tuvo que viajar a los Estados Unidos, haciendo que fuera reemplazado por siendo reemplazado por Darío Echandia en la presidencia de Colombia. Las cosas no estuvieron a su favor, debido a que López fue encarcelado el 10 de julio de ese mismo año, por parte de un coronel en Pasto, quien lo había hecho con la finalidad de derrocarlo definitivamente del poder.

Echandia logró restablecer el orden con las tropas leales al gobierno y después de varios días, López obtuvo su libertad. Cuando se dio la reforma laboral, se firmaron varios decretos, en donde uno fue sobre el pago de horas extras a los trabajadores y otro sobre la reducción del horario de trabajo a 9 horas. Cabe decir que esta reforma se venía gestionando desde la administración anterior a López, la cual tuvo como resultado, una fuerte oposición por parte de industriales y empresarios.

Los problemas se hicieron más evidentes, haciendo que todo se complicara para López, quien finalmente se vio en la necesidad de renunciar en el año de 1945, pero tiempo antes de que eso sucediera, le dio a las mujeres el derecho a votar en las elecciones presidenciales, porque antes sólo los hombres podían participar para elegir a quien sería el presidente de Colombia, lo cual dio un giro radical señalando que también era derechos de la mujer participar en tan importante evento político.

También prohibió a los militares sufragar, declaró a Bogotá como distrito especial, estableciendo la elección de senadores por medio de sufragio, además de que logró establecer en la diplomacia del país, relaciones con la Unión Soviética, haciendo que Colombia lograra formar parte de las Naciones Unidas. Cuando se llevó a cabo la renuncia de López el 31 de julio de 1945, su sucesor provisional fue Alberto Lleras Camargo, quien terminó el periodo de gobierno de López.

Después de la Presidencia

Cuando López entregó el poder, fue entonces nombrado delegado ante las Naciones Unidas entre 1946 y 1948, en donde el último año logró ser presidente del consejo de seguridad. Las cosas continuaron mal para su esposa, quien el 22 de enero de 1949 murió en Bogotá. Después López fue nombrado embajador en Gran Bretaña y cuando viajó a Londres para hacerse cargo del cargo que obtuvo, conoció a una mujer y se casó con ella, siendo la segunda vez que lo hacía y su nombre fue Olga Dávila.

Alfonso López Pumarejo vivió y disfrutó lo que hizo, siendo parte de un ejemplo para las personas que querían seguir sus pasos dentro de la vida política de Colombia. Cuando fue presidente del país logró hacerse de muchas amistades importantes, que más tarde lo ayudaron a continuar escalando peldaños en un mundo tan agitado, demandante y complicado en aquel entonces. Finalmente, López murió el 20 de noviembre de 1959 en Londres.