Aquileo Parra Gómez

Aquileo Parra Gómez

Biografía

José Bonifacio Aquileo Elías Parra Gómez nació el 12 de mayo de 1825 en Barichara, Santander. Sus padres fueron José María Parra y Rosalía Gómez. Vino de una familia de bajos recursos económicos y a su corta edad perdió a su padre, motivo por el cual no contó con los recursos económicos necesarios para su formación educativa, esto hizo que se viera en la necesidad de dejar el colegio para trabajar, centrándose en el comercio en varias partes de su país.

Debido al gran auge de la política en ese entonces, con el tiempo tomó interés en ese aspecto, iniciando con la actividad política como diputado en la cámara provincial de Vélez en el año de 1854, debido al papel que desempeñó, posteriormente fungió como secretario de gobierno de la misma provincia, siendo a finales del mismo año, gobernador de Vélez. En 1855 se centró en su vida personal y se casó con Lastenia Díaz.

Un año más tarde fu nombrado senador suplente por el recién creado estado de Santander, en cuyo cargo logró hacer cosas importantes, entre los cuales destacar como una persona dedicada a mejorar aspectos de la vida política, en donde el ambiente era tenso debido a que por un lado estaba el partido liberal y la oposición de sus líderes entraban en conflicto con el gobierno central que era conservador.

La situación política continuó siendo tensa, lo cual se volvió problemática cuando el entonces presidente, Mariano Ospina Rodríguez, demostró su apoyo al levantamiento conservador en Santander, esto hizo que Tomás Cipriano de Mosquera, quien fungía en ese entonces como el gobernador de Cauca, desconoció el gobierno de Mariano y esto provocó una revolución que inició en el año de 1860 con una guerra civil, en donde muchas personas perdieron la vida en los enfrentamientos armados.

Lo anterior hizo que los conservadores atacaran Santander, en donde se capturaron a varias personas, entre las cuales estuvo Aquileo Parra en la batalla del Oratorio que se realizó en agosto de 1860. También capturaron a su esposa, quien en ese momento estaba embarazada, fue así como los militares decidieron llevarlos a la cárcel común de Bogotá.

Al poco tiempo ambos se enfermaron en dicha cárcel, siendo esto un motivo muy fuerte para ser trasladados al hospital militar, en donde fueron atendidos para evitar que otras personas se contagiaran, en donde posteriormente fueron llevados a una cárcel provisional en el Colegio del Rosario, lugar en donde su esposa dio a luz a su hijo, quien en poco tiempo murió, debido a las condiciones degradantes de la cárcel.

La suerte estuvo de su lado cuando el presidente Mosquera entró a Bogotá con sus tropas el 18 de julio de 1861, con lo que liberó a Aquileo Parra, a su esposa y a los demás reclusos. Fue así como después Parra luchó junto con Eustorgio Salgar para retomar el control de Santander, lugar que se encontraba bajo el poder de Leonardo Canal, quien era del partido conservador.

Cuando Parra y sus compañeros lograron recuperar Santander, la primera actividad que realizó fue formar parte de la asamblea legislativa de dicho lugar, en donde poco después, en 1982 obtuvo el cargo de presidente de Santander, todo parecía estar mejorando en el aspecto profesional y político para Parra; sin embargo en el mes de octubre del mismo año, su esposa murió.

Un año más tarde participó en la convención de Rionegro, lugar en donde fue aprobada la constitución de 1863, cambiando el nombre de Confederación Granadina por Estados Unidos de Colombia. Los cargos que tuvo antes lograron que en el año de 1867, Aquileo Parra fuera nombrado senador de la república y presidente del senado, en donde logró hacer más amistades y destacar entre muchos otros políticos del momento.

Posteriormente se desempeñó como secretario de hacienda y fomento durante los gobiernos de Manuel Murillo Toro y Santiago Pérez, en donde tuvo parte fundamental en la administración pública del país, lo cual se basó en hacerse cargo de la recaudación tributaria y fiscalización de recursos del gasto público, además de regular y vigilar a las instituciones bancarias del país.

Educación

Parra estudió el nivel primaria debido a que provenía de una familia de bajos recursos económicos, lo cual hizo que no pudiera continuar con sus estudios, viéndose en la necesidad de trabajar desde muy chico para apoyar a su familia y poder salir adelante. Su primer trabajo fue como comerciante de sombreros, en donde tuvo que recorrer muchas calles para vender, cuya economía comenzó a mejorar después de varios años de arduo trabajo, porque se dio cuenta de que vender en los puertos del río Magdalena era la clave para tener más dinero.

Eso hizo que muchas personas se dieran cuenta de la importancia del aspecto comercial para crecer, fue así como reconocieron lo básico del comercio para la apertura del camino de Carare. Los esfuerzos de Parra hicieron que creara una empresa para reabrir y mantener el camino, en donde se hizo responsable de la dirección; sin embargo, debido a los asaltos hechos por los indígenas rebeldes, su empresa fracasó además de la escasez que se dio en los productos que exportaba.

Época en la Presidencia

En al año de 1875 Parra dejó dicho cargo porque decidió ser uno de los contendientes para la silla presidencial del país para el periodo de dos años, siendo así como los votos de las personas lo favorecieron, por lo cual Aquileo Parra entró al poder el 01 de Abril de 1876, cargo que ocupó hasta el 01 de Abril de 1878.

Durante su gobierno se llevaron a cabo varios sucesos importantes que marcaron su administración, como por ejemplo la guerra civil que se llevó a cabo en el año de 1876, la cual se basó en las leyes de educación que fueron promulgadas por los gobiernos del Liberalismo Radical, en donde se incluye a Parra, siendo la religión que se separó de la educación, siendo el punto central de esto.

Poco después se llevaron a cabo diversas protestas, las cuales fueron iniciadas por los sacerdotes que lograron tener el apoyo de muchos habitantes, haciendo que sus movimientos se convirtieran en levantamientos en el Cauca, mismos que llegaron hasta a Tolima y Antioquia, los cuales fueron dirigidos por los generales conservadores Joaquín María Córdova, Alejandro Posada y Marceliano Vélez. Ante esto, Parra no se cruzó de brazos y tomó la decisión de hacer frente a dichos movimientos con la participación de los generales Julián Trujillo Largacha y Santos Acosta, quienes se respaldaron con cerca de 25.000 hombres.

Debido a la gran cantidad de personas que se encargaron de los movimientos iniciados por los conservadores, fueron los liberales quienes tuvieron la victoria, por lo cual Parra externo la alegría que eso le daba. Aquileo Parra analizó la posibilidad de unirse a Francia en cuanto al aspecto comercial, por lo cual en el año de 1878 firmó con el gobierno de dicho país para construir el canal interoceánico de Panamá, lo cual ayudaría a ambas naciones.

Tuvieron que pasar dos años después de dichas negociaciones entre ambos países para que se iniciaran las excavaciones pertinentes, lo cual se dio bajo la administración de Julián Trujillo, persona de la política que sustituyó a Parra en la silla presidencial, debido a que Parra entró al poder sabiendo que su gobierno duraría dos años y después debía entregar la presidencia a quien resultara ganador en las elecciones realizadas.

Después de la Presidencia

Cuando finalizó el periodo presidencial de Aquileo Parra, decidió dedicar tiempo a su persona, porque se había descuidado por mucho tiempo, además de atender otros asuntos personales en su hacienda ubicada en Pacho. Pensó que viviría por mucho tiempo alejado de la vida pública, pero en 1897 los dirigentes del partido liberal lo llamaron para que asumiera la dirección del partido, sin embargo esto no fue del todo positivo, debido a que sus intereses se centraron en hacerlo para derrotar a Miguel Antonio Caro.

Debido a que Parra no supo sobre eso, aceptó la petición que le hicieron pero les dio a conocer que la guerra no era parte de algo que quisiera hacer, lo cual provocó serios problemas con sus partidarios, haciendo que Parra renunciara y regresara a su vida privada. Tiempo después comenzó a tener problemas de salud, la cual había descuidado durante mucho tiempo debido a las actividades que realizó en su vida profesional, haciendo que todo empeora cuando el 4 de diciembre de 1900, Aquileo Parra muere en Pacho, Cundinamarca.