Carlos Lleras Restrepo

Carlos Lleras Restrepo

Biografía

Carlos Lleras Restrepo nació el 12 de abril de 1908 en la ciudad de Bogotá, Colombia. Sus padres fueron Federico Lleras y Amalia Restrepo, quienes desde que nació siempre vieron por su bienestar y formación. Después de haber estudiado y formarse integralmente como una persona porque sabía que el camino adecuado era la educación de calidad, conociendo a algunas personas que estaban dentro de la política y fue de esa forma como comenzó su historia como profesionista.

En el año de 1931 Lleras fue miembro de la Asamblea Departamental de Cundinamarca, en donde se hizo de otras amistades dentro de la vida política de Colombia. Más tarde fungió como secretario de gobierno de Bogotá en 1932. Un año más tarde fue representante a la cámara, puesto que desde tiempo atrás era considerado como uno de los más importantes en el país y también atendió su vida personal, al decidir contraer matrimonio con Cecilia de la Fuente, de cuyo matrimonio nacieron dos hijos y dos hijas.

En poco tiempo su cargo cambió por el de secretario de gobierno de Cundinamarca. En el año de 1935 nuevamente fue representante de la cámara y un año más tarde fungió como Contralor General de la República pero en 1937 tuvo que dejar este puesto por cuestiones personales. Entre 1938 y 1941 Lleras fue nombrado ministro de hacienda por el entonces presidente de Colombia, Eduardo Santos y fue partícipe de las obras como el Instituto de Crédito Territorial, el Instituto de Fomento Industrial y el Fondo Nacional del Café.

También fue profesor o catedrático de hacienda pública en la Universidad Nacional durante el año de 1939, en 1941 fue director del periódico “El Tiempo”, uno de los más importantes a nivel nacional y en 1943 nuevamente fue nombrado ministro de hacienda pero ahora fue durante los gobiernos de Alfonso López Pumarejo y Darío Echandía.

Después Carlos Lleras fue diplomático en la Conferencia de Chapultepec y en donde fue elegido como delegado para después asistir a la Asamblea General de la ONU. Cuando estuvo en Londres en el año de 1946, logró ser designado como vicepresidente del consejo económico y social de la ONU en cuyo cargo conoció a más personas y aprendió cosas que lo ayudarían a crecer como persona y profesionista dentro de la agitada vida política de Colombia.

En 1947 fue miembro del Comité Especial de Asuntos Internacionales de la ONU y después fue presidente de la delegación colombiana de la Conferencia de Comercio y Empleo en la ciudad de La Habana, Cuba. Ante ese cargo tan importante logró hacer cosas de gran importancia para su país y para Cuba, haciendo que los lazos entre las dos naciones se fortalecieran para el beneficio de todos. Lleras fue elegido presidente de la Dirección Nacional Liberal en el año de 1948, poco después de que Jorge Eliecer Gaitán falleciera.

Cabe decir que el gran poder que iba adquiriendo en esa época, fue parte clave de sus asensos en la política, Lleras demostró en muchas ocasiones tener un liderazgo especial dentro del partido liberal y eso también contó mucho para que tuviera el apoyo de sus colegas; sin embargo las cosas no fueron tan sencillas para él porque los conservadores hicieron cosas en contra de Lleras y de Alfonso López Pumarejo, en donde se dieron movimientos en el mes de septiembre de 1952, durante el gobierno de quien ese entonces fungió como presidente de Colombia, Roberto Urdaneta.

Debido a la situación que vivió, Lleras Restrepo tomó la decisión de abandonar el país, en donde la cuestión de seguridad fue el elemento que tomó en cuenta para irse a vivir a otro país, siendo México el lugar que escogió para exiliarse. En dicho lugar obtuvo un trabajo dentro del periódico “El Tiempo” y en donde participó activamente en varias publicaciones. En el año de 1954 regresó a Colombia durante el gobierno de Gustavo Rojas Pinilla.

A su regreso, Lleras formó parte de la junta directiva del periódico “El Tiempo” y en ese mismo año, el entonces presidente de Colombia clausuró los periódicos más importantes del país, provocando varias movilizaciones de trabajadores y empresarios que se vieron afectados con esa decisión. Esto hizo que Lleras Restrepo formara alianzas con diferentes políticos, incluso con los del partido conservador, con la finalidad de quitar del poder a Rojas Pinilla.

En el año de 1955 publicó su libro titulado “De la República a la Dictadura” y eso hizo que más personas conocieran su trabajo y su forma de pensar de la situación política que se había vivido en Colombia. Más tarde, gracias a su interés de emprender cosas interesantes, en 1956 fundó una sociedad económica llamada “Amigos del País” y el año en que Rojas Pinilla decidió renunciar a la presidencia del país, en 1957 Lleras fue nombrado nuevamente presidente de la Dirección Nacional Liberal.

En 1958 nuevamente fue senador de la república, hasta el año de 1962 siendo el Frente Nacional, cuando decidió lanzarse como candidato a la silla presidencial de Colombia. Las cosas no serían fáciles para Lleras porque tuvo que abandonó sus aspiraciones para dar paso al candidato del partido conservador, Guillermo León Valencia, cuyos votos en las elecciones lo favorecieron y fue así como dicho político fue nombrado el nuevo presidente del país.

Lleras Restrepo fue reelegido como senador en ese mismo año y después fue cuando publicó otro trabajo titulado “Crónicas y Coloquios del Bachiller Cleofás Pérez”. En el año de 1963 publicó “Hacia la Restauración Democrática y el Cambio Social” y también participó con la CEPAL en la preparación de la Conferencia de Comercio y Desarrollo que se llevó a cabo en Ginebra, en cuya convención Lleras asistió como presidente de la delegación de Colombia en 1964.

Un año más tarde publicó su libro “Un programa de Transformación Nacional”. La visa de Lleras Restrepo se caracterizó por tener altas y bajas, pero sobre todo aprendió cosas que loa ayudaron en otros puestos políticos y tal vez sin pensarlo en este momento, su popularidad iba incrementándose con el tiempo, hasta que finalmente llegó el momento en enfrentarse a otros contendientes para ocupar la tan anhelada silla presidencial de Colombia.

Educación

Carlos Lleras Restrepo estudió en el Instituto de La Salle graduándose como bachiller en el año de 1924. Después ingresó a la Universidad Nacional de Colombia, en donde después de estudiar seis años, logró graduarse como abogado y fue así como emprendió un largo camino formándose como una persona responsable, dedicada y entregada en los trabajos que con los años consiguió dentro de la vida política de Colombia.

Cabe señalar que cuando se dedicó a estudiar y a preparase como abogado, Lleras preparó su tesis con el título “El Juicio de la quiebra”, el cual fue catalogado como su primera publicación formal. Eso le ayudó para que después fuera nombrado miembro del Directorio Nacional Liberal y participó activamente en la campaña presidencial de Enrique Olaya Herrera, quien le ofreció otros puestos políticos.

Época en la Presidencia

Lleras Restrepo fue uno de los candidatos que participó para ocupar la presidencia de Colombia en el año de 1966 y en ese mismo año publicó su trabajo “El cambio social”, lo cual le dio muchos puntos a su favor porque analizaba la situación que se vivía en el país pero también planteó un cambio necesario para beneficiar el aspecto social, fue así como los votos de los colombianos le dieron el triunfo frente a José Jaramillo de la Alianza Nacional Popular, cuyo partido fue creado por Gustavo Rojas Pinilla.

Lleras entró al poder en medio de una situación muy complicada en el aspecto político y social, habiendo agresivas medidas económicas como la supresión del mercado libre de divisas y la diversidad de tasas de cambio. Los colombianos presentaron mucho problemas por todo esto y realizaron algunos movimientos para solicitar al gobierno, tomar medidas necesarias para controlar la economía de todo el país.

Fue así como las primeras acciones que realizó el presidente Lleras, fue lograr equilibrar la balanza comercial de Colombia y también se crearon las primeras normas tanto para la inversión de empresas colombianas en otros países, así como de empresas extranjeras en Colombia, de esta forma todas las empresas podrían incrementar y movilizar el dinero pero al mismo tiempo, se beneficiaba al país.

Posteriormente llevó a cabo una reforma agraria que para ese entonces era muy necesaria por los problemas que se habían dado con la relacionado a ese aspecto, siendo prioridad definir las tierras de los campesinos y también incrementar la producción de los productos naturales que se obtenían de las siembras. Más tardes creó el impuesto de retención en la fuente; en cuanto al aspecto de infraestructura, gestionó para que se diera inicio a la interconexión eléctrica del país.

Lleras Restrepo reconoció la importancia de crear algunas instituciones que ayudaran a los colombianos a tener un mejor nivel de vida, por eso se creó el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, así como el Coldeportes, Colciencias, Proexpo, el Instituto Colombiano de Construcciones Escolares, el Instituto de Recursos Naturales No Renovables cuyas siglas son “INDERENA” y el Instituto Colombiano para el Fomento de la Educación Superior “ICFES”.

En el año de 1966 se llevó a cabo la creación de los departamentos de Quindío en el mes de julio y el de Risaralda en diciembre. Más tarde, en 1968 Lleras decidió realizar una reforma a la Constitución de 1886 y los puntos que se modificaron fueron la otorgación de mayor poder a la rama ejecutiva, además de establecer la paridad política por 10 años. Una de las partes más importantes durante su gobierno fue el haber recibido al papa Pablo VI, para después dar paso a la creación del pacto Andino y la aprobación del pacto cultural Andrés Bello.

En abril de 1970, cuando se realizaron las elecciones entre Misael Pastrana Borrero y Gustavo Rojas Pinilla para la silla presidencial de Colombia, se dio una gran tensión política, debido a que al tener un margen de diferencia tan pequeño en cuanto a los resultados de las votaciones, se sospechó que hubo fraude a favor del primero, provocando ciertos conflictos entre los políticos que apoyaban al contrario y también entre los colombianos.

Eso provocó la declaración del estado de sitio por parte del entonces presidente Lleras Restrepo, además de que por otra parte, una facción de la ANAPO decidió convertirse en una guerrilla urbana a la que llamaron: M-19. Fue así como finalizó la presidencia de Lleras y entregó el poder al nuevo electo, Misael Pastrana Borrero, quien tomó la silla presidencial en medio de movimientos que señalaban un fraude electoral.

Después de la Presidencia

Más tarde, en 1972 Lleras Restrepo publicó su trabajo “El liberalismo Colombiano” haciendo que el partido liberal lo nombrara jefe único del partido. En el año de 1973 fue nombrado consultor del presidente del Banco Interamericano de Desarrollo y dos años después formó una coalición entre Alfonso López Michelsen y Julio Cesar Turbay quienes eran del partido liberal.

Debido a los problemas políticos de la época, varias personas impidieron que Lleras Restrepo se presentara a las elecciones para volver a contender por la silla presidencial de Colombia, haciendo que López Michelsen fuera quien ganara las elecciones de ese entonces y ocupara la tan anhelada presidencial del país. Cabe decir que por otro lado, ese mismo año, Lleras demostró que nada lo podía detener y fundó la revista llamada “Nueva Frontera” y en 1975 publicó “Borradores para la Historia Liberal”, cuyo trabajo tuvo mucho éxito en el país.

En 1978 Lleras Restrepo quiso postularse nuevamente para presidente de la República pero las elecciones fueron ganadas por Turbay, porque los votos de los colombianos lo favorecieron a él y estuvo en el poder entre los años de 1978 y 1982. Eso tampoco fue algo que impidiera que Lleras continuara obteniendo éxitos en su vida profesional y personal porque en 1980 publicó otro trabajo titulado “Historia y Política”.

Después en el año de 1981 publicó su trabajo titulado “Economía Internacional y Régimen Cambiario”, en 1933 fue “La Cuestión Agraria y en 1983 publicó “Crónica de mi Propia Vida”. Lleras Restrepo trató de obtener el apoyo del Partido Liberal para postularse como candidato a la presidencia durante el período 1974-1978, haciendo una serie de actividades para promoverse en el país.

Sin embargo, sucedió un error estratégico por parte de él en 1973 cuando intentó obligar a una votación prematura del partido, haciendo que las cosas no salieras como las había planeado y eso provocó que dejara el campo libre a su contendor, Alfonso López Michelsen. Esto hizo que las socas que Lleras Restrepo había hecho, se salieran de control y esa fue la causa de su nueva derrota.

Lleras trató en 1978 tener una nominación presidencial por parte de su partido con el lema "El Presidente para una época difícil", obteniendo el apoyo de muchas personas, entre las cuales destacaron los grandes productores agrícolas, la banca, por parte de los medios escritos estuvieron las personas de los periódicos “El Tiempo” y “El Espectador” y fue así como se lanzó a la aventura de volver a luchar por la silla presidencial de Colombia.

Los rivales que tuvo fueron Julio César Turbay Ayala, que popularmente era conocido como el candidato de las mayorías liberales y quien fue apoyado por la televisión, la clase media emergente y los cafeteros, por otro lado estuvo Carlos Holmes Trujillo, quien era apodado como el caudillo del Valle. Ellos fueron los que cada uno hizo su propia lucha por tener el apoyo de los colombianos y de los políticos de la época, las cosas no fueron tan sencillas para ninguno y el hecho de que existieron tres precandidatos, hizo que todo fuera más difícil.

Eso provocó que el partido liberal decidiera realizar el consenso de San Carlos, consistente en adelantar las elecciones parlamentarias y se decía que quien triunfara en ellas, se nominaría al candidato presidencial. La situación hizo que la estructura partidaria se inclinara por Turbay, quien fue el que finalmente ganó la nominación y las elecciones a presidente del país.

Después de esta derrota, Lleras Restrepo se dedicó a la labor editorial porque desde siempre fue algo que le importaba mucho y en donde también se sentía muy cómodo, haciéndolo en el semanario "Nueva Frontera" en donde logró documentar sus memorias, así como a varias causas de tipo social. Esta actividad la desarrolló hasta que llegó el día de su fallecimiento el 27 de septiembre de 1994 en la ciudad de Bogotá, Colombia.