Ernesto Samper Pizano

Ernesto Samper Pizano

Biografía

Ernesto Samper nació el 3 de agosto de 1950 en la ciudad de Bogotá, Colombia. Sus padres fueron Andrés Samper Gnecco y Helena Pizano de Samper. Después de haber finalizado su preparación educativa, entre los años de 1974 y 1989 trabajó como profesor de Desarrollo Económico de la Universidad Javeriana.

En el periodo de 1974 a 1981 fungió como presidente de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras del país, en donde logró darse a conocer mediante la promoción de discusiones sobre la pobreza que era una realidad que se vivía en el país, en donde la distribución del ingreso no era justa, así como el aspecto de la justicia y la marginalidad política. Estos temas fueron de gran relevancia y Ernesto centró sus esfuerzos en tratarlos de forma adecuada para plantear mejoras en estos aspectos.

Debido a que Ernesto Samper fue descendiente de familias aristocráticas colombianas, en donde de acuerdo a la información obtenida podemos decir que ese término de aristocracia se refería en esa época en el hecho de que las personas hicieron empresa a la manera calvinista, agregando valor y no acumulando riqueza. Sin duda eso fue algo que lo hizo sentir orgulloso y de alguna manera estaba dispuesto a ser mucho mejor que los miembros de su familia.

Cabe decir que muchos poderosos de ese entonces lograron llevar la energía eléctrica y el cemento a Colombia, con lo que se logró contribuir al desarrollo de todo el país, más que por el hecho de hacer negocios. En el año de 1981 Ernesto Samper fue coordinador nacional de la campaña presidencial de Alfonso López Michelsen, con lo cual se dio a conocer con más políticos importantes, surgiendo algunas amistades que más tarde sería piezas claves para sus asensos en la política colombiana.

La situación llegó a la era del bareque y la vela en Bogotá, siendo el apellido “Samper” originario de la localidad española Samper de Calanda, por lo que cuando esta familia llegó a Bogotá en el año de 1838 procedente del poblado de Guaduas del Nuevo Reino de Granada, lograron adentrarse a la vida de Colombia y a comenzar a sobresalir entre muchos otros.

La historia de su vida nos muestra información muy interesante al ver cómo viene el árbol genealógico y de relaciones de sangre real, debido a que el tatarabuelo de Ernesto fue el poeta Diego Fallon y su tatarabuela Felisa Pombo Rebolledo que era la hermana del poeta Rafael Pombo, quienes fueron nietos de Beatriz O'Donnell Anetham, hermana del conde de La Bisbal, Enrique O'Donnell y la tía del Duque de Tetuán, I Conde de Lucena y Vizconde de Aliaga, Leopoldo O'Donnell y Jorris, todos descendientes de la dinastía O'Donnell, he ahí el poder de su apellido.

En el año de 1972 atendió su vida personal y decidió contraer matrimonio con Silvia Arbeláez, con quien tuvo un hijo al que me pusieron de nombre Andrés Samper Arbeláez en 1974 pero unos años más tarde se separó de ella. A pesar de haber tenido una vida muy agitada, nunca dejó de lado sus asuntos personales y sentimentales, por lo que en 1979 se casó por segunda ocasión pero esta vez fue con Jacquin Strouss Lucena, con quien tuvo dos hijos llamados, Miguel Samper Strouss y Felipe Samper Strouss.

Cabe decir que sus relaciones familiares siempre sobresalieron porque Ernesto Samper es descendiente colateral de Antonio Nariño, quien fue el nieto paterno del escritor Daniel Samper Ortega, bisnieto en línea directa del empresario Tomás Samper Brush y tataranieto del político Miguel Samper Agudelo, quien en el año de 1898 fue candidato a la presidencia de Colombia.

También es sobrino del arquitecto Germán Samper Gnecco, hermano del escritor, periodista y columnista Daniel Samper Pizano, padre del viceministro de justicia Miguel Samper Strouss y tío del actual director de la revista “SoHo”, Daniel Samper Ospina. Su historia de vida nos muestra que su tatarabuelo fue Teodoro Valenzuela Sarmiento, quien fue sobrino del ex presidente y prócer de la Independencia de Colombia Crisanto Valenzuela Conde, así fue como su sangre fue parte de una familia de gran importancia en el país y el extranjero.

En el año de 1982 cuando se dio el gobierno de Belisario Betancur, Ernesto Samper fungió como embajador extraordinario en la Asamblea de las Naciones Unidas, en donde tuvo una participación muy activa y reconocida por sus colegas. Más tarde en 1982 fue quien fundó y dirigió el Instituto de Estudios Liberales de Colombia, además de que asumió en calidad de tal la Secretaría General del Partido Liberal hasta el año de 1984, en donde logró cosas importantes para su partido.

En ese mismo año señalado Ernesto Samper fue elegido diputado de la Asamblea de Cundinamarca y después fue concejal en la ciudad de Bogotá. Su vida tuvo muchos altibajos pero siempre sacó adelante los puestos que tuvo dentro de la política de Colombia y en 1986 fue elegido senador de la República, logrando más reconocimientos que hicieron de su persona, alguien muy popular en su país.

Su vida fue muy agitada pero Samper siempre disfrutó de cada uno de los cargos que tuvo y en 1987 fue nombrado presidente de la Dirección Nacional del Partido Liberal, mientras que entre 1990 y 1991, cuando se dio el gobierno de César Gaviria, fue nombrado ministro de Desarrollo Económico, siendo parte de una administración de gran importancia en el país. Después de eso Ernesto Samper fungió como embajador de Colombia en España desde el año de 1992 hasta el mes de mayo de 1993, decidió que era el momento idóneo para avanzar más en la política.

Educación

Ernesto Samper contó con el apoyo de su familia, quienes como pudo ver en la sección de su biografía, proviene de una familia de abolengos de gran importante. Estudió la educación primaria y secundaria en el Gimnasio Moderno de Bogotá, de donde se graduó de bachiller en el año de 1967. Después ingresó a la carrera de Derecho y Economía en la Pontificia Universidad Javeriana. Cuando tenía 20 años de edad, Samper trabajó como jefe de investigaciones económicas del Banco de Colombia, en donde aprendió muchas cosas importantes que lo ayudaron a crecer de manera personal y profesional.

En el año de 1973 finalizó sus estudios superiores obteniendo el título de doctor en Ciencias Jurídicas y Económicas en la Universidad Javeriana y más tarde, teniendo el interés de viajar y seguir creciendo, fue a México para realizar una especialización en mercado de capitales, en la Compañía Nacional Financiera. Con esto Samper creció como persona con valores elementales que lo hicieron adentrarse al camino de la política de Colombia.

En el año de 1982, el expresidente Alfonso López Michelsen solicitó el apoyo de Ernesto Samper para que formara parte de su equipo de trabajo como gerente de su campaña por la reelección a la silla presidencial pero esta vez fueron derrotados por el conservador Belisario Betancur, quien debido al desempeño que había mostrado Samper, le pidió que formara parte de su gabinete de gobierno con el cargo embajador extraordinario en la Asamblea de las Naciones Unidas.

Después de haberse dado la campaña presidencial, inició su carrera electoral como diputado de Cundinamarca entre los años de 1982 y 1984. Más tarde fungió como concejal de la ciudad de Bogotá entre 1982 y 1986 y después fue miembro del Senado entre 1986 y 1990, siendo una de las épocas más importantes para Samper porque en este tiempo fue cuando se logró consolidar en el interior del partido liberal con su movimiento del Poder Popular.

Cuando fue precandidato a la presidencia de Colombia, el 3 de marzo de 1989 iba a abordar un vuelo en el Terminal Puente Aéreo de Bogotá, pero antes de que eso sucediera, estuvo dialogando con el dirigente de la Unión Patriótica llamado José Antequera y esto pasó a formar parte de la historia porque después se dio un atentado en el que Antequera fue asesinado por un joven sicario paramilitar y Samper resultó gravemente herido y permaneció en estado crítico durante varias semanas, pero gracias a las atenciones que se le dieron, logró recuperarse.

Cuando se realizó nuevamente un consulta popular del liberalismo para poder elegir a quien sería su candidato, Samper quedó en tercer lugar, detrás del ganador César Gaviria Trujillo y del exministro Hernando Durán Dussán, por lo que en ese mismo año Samper fue nombrado Ministro de Desarrollo por parte del entonces presidente Gaviria, en cuyo cargo realizó cosas muy importantes que le valieron el reconocimiento de más personas de la política y del país en general.

Entre 1991 y 1993 Samper trabajó como embajador de Colombia en España, en donde se hizo de más amistades importantes de la política y debido a que vivió durante un tiempo en el extranjero, cuando regresó al país decidió buscar nuevamente la candidatura de su partido. Esta vez, cuando se realizó la consulta popular Samper logró derrotar al jurista y exministro de Gobierno Humberto de La Calle y al veterano dirigente Carlos Lemos Simmonds, quien sin saberlo en esos momentos, ambos serían sus vicepresidentes, el primero fue entre 1994 y 1997 y el segundo fue entre los años de 1997 y 1998.

Época en la Presidencia

En 1993 Ernesto Samper se presentó como precandidato a la Presidencia de la República, contando con el apoyo de los miembros de su partido liberal, al que le había dado su total apoyo desde que formó parte de él y más aún cuando fue el presidente de éste. Se realizó una consulta del partido liberal para poder realizar la elección de quien sería su candidato definitivo y que contendería para obtener la silla presidencial para el período 1994-1998, por lo que Ernesto Samper fue el único candidato de ese partido en las elecciones realizadas del 29 de mayo de 1994.

Cuando se realizó la segunda vuelta de la elección presidencial, celebrada el 19 de junio siguiente, Ernesto Samper Pizano ganó con 3 733 336 votos, sobre el candidato de la Nueva Fuerza Democrática, Andrés Pastrana Arango, quien obtuvo 3 576 781. El 17 de agosto de 1994 inauguró su gobierno al que llamó “El Salto social". Samper está casado en segundas nupcias con Jacquin Strouss Lucena, y es padre de tres hijos: Andrés, Felipe y Miguel.

En las elecciones presidenciales de mayo de 1994 consiguió el paso a la segunda vuelta, que lo enfrentó con el candidato conservador Andrés Pastrana y a quien terminó derrotando por muchos votos de diferencia. Cabe decir que el propósito del presidente Samper fue hacer cambios que beneficiaran a los colombianos y su gobierno cumplió con lo establecido de manera parcial.

Su gabinete presidencial estuvo conformado por personas como por ejemplo, el ministro de interior fue Horacio Serpa Uribe entre 1994 hasta 1997, después fue Carlos Holmes Trujillo quien se hizo cargo el 30 de mayo 1997 hasta el 9 de enero 1998, después fue Alfonso López Caballero quien entró en el cargo al 28 de enero y finalizó en agosto 1998. El ministro de defensa fue Fernando Botero Zea, después fue Juan Carlos Esguerra Portocarrero, Guillermo González Mosquera y Gilberto Echeverri Mejía quien estuvo en el cargo hasta 1998. Así se dieron otros cargos importantes que brindaron el respaldo necesario a su presidente Ernesto Samper.

Uno de los actos más importantes durante su gobierno fue la creación de programas de impacto social como por ejemplo el Sisben, que permitió ampliar a 23 millones el número de colombianos que recibían servicios de salud integral, con lo que se logró mejorar la vida de las personas en general; otro fue el programa llamado “La Red Solidaria Social” que estuvo enfocada en proveer apoyos económicos a los sectores marginales del país, haciendo que tuvieran más oportunidad de crecimiento para que tuvieran derechos como el resto de los habitantes que tenían una economía media y alta.

Se dio la creación del Ministerio de Cultura con lo que se logró acercar a todos uno de los aspectos más importantes para las personas, siendo la cultura e historia piezas claves que forman parte del crecimiento personal y profesional. Samper hizo que su gobierno lograra la entrega de tierras a las comunidades indígenas y afro colombianas, así como se dio el programa Plante con el cual se dio la sustitución de cultivos ilícitos.

Se aprobaron los protocolos I y II de la Convención de Ginebra, que estuvieron enfocados en aspectos como el respeto a los derechos humanos en medio del conflicto armado que se dio. Cabe indicar que la administración de Samper implicó un avance muy significativo en la reducción de los índices de pobreza y miseria que había en el país, lo cual se estaba dando desde gobiernos anteriores a este, pero el presidente Samper logró avanzar mucho más, dando beneficios a los más desamparados.

Colombia logró mejorar en varios ámbitos, mejorando la calidad de vida de los ciudadanos y esto trajo más trabajos, empresas e inversionistas que se interesaron en el país. Durante su mandato también se continuó con la política de lucha contra el narcotráfico, debido a que esto era parte esencial que debía tratarse con mucho cuidado, porque desde siempre fue un tema complicado, en donde lo más importante estuvo en saber cómo manejar su gobierno, haciendo que los narcotraficantes se controlaran de una u otra forma, alejados de la política.

No todo fue favorable para el país porque el narcotráfico se fue fortaleciendo por el gobierno norteamericano debido a que se dio el crecimiento de las áreas de cultivo en el país y la tolerancia de las autoridades frente a ese fenómeno complicado que cobró muchas vidas de personas, dándose programas de destrucción de cultivos ilícitos, laboratorios para el procesamiento de drogas, incautación de insumos químicos, así como la interdicción de cargamentos de drogas.

También se dio la lucha contra el lavado de activos que se realizó a través de medidas draconianas como por ejemplo la extinción del dominio de bienes que fueron adquiridos ilícitamente y se dio el combate de organizaciones criminales como el Cartel de Cali, que fue duramente golpeado durante el gobierno de Samper. En cuanto al plano exterior Cartagena de Indias fue la sede de la XI Cumbre del Movimiento de países no alineados y este gran evento se realizó del 18 al 20 de octubre de 1995, en donde Samper fue elegido presidente de turno de la organización y esta función la desempeñó hasta el final de su mandato.

En Cartagena se dio la segunda Reunión Ministerial de Comercio y Foro Empresarial en el año de 1996, lo cual se dio como parte de un proyecto para la creación de un Área de Libre Comercio de Las Américas. Cuando se dio la segunda vuelta de la campaña de Samper, esta vez fue acusado por su contradictor Andrés Pastrana porque señaló que recibió dinero proveniente del Cartel de Cali, lo cual hizo que fuera un acto ilegal porque era parte del narcotráfico.

Ante esta situación, Samper le pidió al discal general de la Nación realizar una profunda investigación que dieron como resultado la exoneración de la campaña de Samper. Después se dieron una serie de declaraciones del Tesorero de la misma, abriéndose un largo proceso que finalizó con el compromiso de quien fungió como el coordinador de la campaña y fue el ex ministro Fernando Botero Zea, además de que también comprometió al Tesorero en una operación de robo del dinero que ellos mismos habían gestionado ante el cartel de Cali como supuesto aporte a la campaña.

Esta situación fue muy complicada porque algunos parlamentarios de diversos partidos fueron vinculados con la financiación ilícita proveniente del narcotráfico y esto se conoció como el proceso 8.000, pero en este caso la justicia exoneró en todos los aspectos al presidente Samper, así como a los otros directivos de la campaña que lograron hacer que Samper obtuviera la silla presidencial de Colombia.

Cuando se dio el desarrollo del proceso 8.000, el presidente tuvo que atender diversos asuntos del estado pero el país fue afectado, además de que se dio la presión social y mediática, haciendo que se notara más la intervención y oposición de las altas jerarquías de la iglesia católica. En este sentido, el gobierno de los Estados Unidos también se dio la intervención de varias personalidades de la política como el embajador Myles Frechette, ex-ministros y ex-candidatos presidenciales como Álvaro Gómez Hurtado, siendo este último quien fue asesinado durante el mandato de Ernesto Samper.

Después de que pasó lo anterior, nuevamente volvió a ser noticia el señalamiento directo de la responsabilidad de Samper en el magnicidio de Gómez Hurtado, lo cual se hizo por parte de famosos criminales de esa época, quienes hoy en día están encarcelados por todas las cosas ilícitas que hicieron. Fue así como se finalizó la presidencia de Ernesto Samper el 7 de agosto de 1998.

Después de la Presidencia

Después de haber cumplido con su mandato presidencial, Ernesto Samper decidió viajar a España para realizar otras cosas y a Colombia regresó a principios del 2000. En el mes de marzo de ese mismo año presentó un libro al que tituló “Aquí estoy y aquí me quedo” en donde hizo varios señalamientos contra los que quisieron hacer de su gobierno algo negativo para que perdiera el poder que había adquirido como presidente.

Samper se declaró víctima de una conspiración y reveló que en octubre de 1996 dispuso un plan de contingencia en donde mientras estuvo en la ciudad de Nueva York para dar un discurso en la Asamblea General de la ONU, en donde fue detenido y procesado en Estados Unidos por narcotráfico, lo que conllevó a la ruptura de relaciones diplomáticas. Samper coincidió con la Dirección Nacional Liberal en su oposición a la entrada de miembros del PL en el gabinete de gobierno del nuevo presidente de Colombia, Pastrana.

También publicó sus trabajos sobre la globalización y gobernabilidad en América Latina, cuyos títulos como "Nosotros los del Sur" y el libro "El Salto Global". Samper funge como académico y coordinador del Foro de Biarritz, el cual destaca por ser un escenario de estudio y encuentro entre Europa y América, además de que trabaja como Presidente de la Corporación Escenarios, y como Profesor de las Universidades de Alcalá y Salamanca en España, continuando con una vida de éxitos y saliendo adelante junto con el apoyo de su familia.

Todo lo que sucedió con Ernesto Samper hizo que valorara más su vida, debido a que antes de haber llegado a la presidencia pasó por cosas complicadas, pero las acciones que realizó fueron encaminadas a lograr cosas importantes que lo llevaron a la silla presidencial de Colombia. El escándalo no se hizo esperar porque en el poder se tuvo que defender con pruebas de las cosas que le sucedieron, en donde se dieron mucho las rivalidades dentro de la política, uno de ellos fue Andrés Pastrana.

Sin esperarlo Pastrana fue elegido el siguiente presidente la República de Colombia, cuyos resultados fueron revelados por el Gobierno de ese entonces, siendo liderado por el el ex presidente Gaviria. Después de salir del poder, Samper continuó con su vida política y también se centró en aspectos personales como la escritura. Fue por eso ha dejado un gran legado en el país y es motivo de orgullo para muchos colombianos.