Eustorgio Salgar Moreno

Eustorgio Salgar Moreno

Biografía

Eustorgio Salgar Moreno nació el 1 de Noviembre de 1831 en Bogotá, Colombia. La vida de quien fuera presidente del país pasó por varios momentos importantes, desde que inició sus estudios, pasando por el inicio de su vida profesional hasta llegar a ser una de las personas más importantes en lo que fue los Estados Unidos de Colombia.

Su vida política la inicia siendo aún muy joven, tal como muchos otros de sus colegas lo hicieron, porque sabían que era muy importante iniciar a temprana edad para aprender sobre el un mundo de grandes cambios en la sociedad. Con tan sólo 20 años de edad, Eustorgio fue electo como jefe político de Zipaquirá, después fue miembro de la cámara de la misma región.

Fue así como se inició en la vida política, la cual debía ser pública porque la sociedad era quien desde afuera juzgaba y observaba todo lo que sucedía. El haber destacado en esos dos puestos, influyó para que posteriormente ocupara la gobernación de la provincia de García Rovira, durante los años de 1853 hasta 1855. La historia señala que poco después, se unió dicha provincia con la de Pamplona, lo cual hizo que Eustorgio fuera gobernador de la nueva provincia durante tres años más.

Fue en el año de 1858 cuando finalmente se creó el Estado de Santander, lo cual hizo que desaparecieran las famosas provincias, junto con esto, uno de los beneficiados fue Eustorgio Salgar, quien tuvo el apoyo de varias personas importantes, haciendo que obtuviera un lugar en el Senado de la Confederación Granadina, cuyo nombre el que había recibido el país después de la recién sancionada Constitución Nacional, aspecto que también benefició a otros más.

Su vida comenzó a mejorar en muchos aspecto, porque tan sólo un año más tarde, después de haber entrado al Senado, fue elegido gobernado del Estado de Santander, primero fungió como presidente interino y poco después fue titular del cargo, es decir, obtuvo la silla del poder para gobernar, perteneciendo al liberalismo, con lo cual se señala que inició una campaña de oposición al Presidente de la Confederación, Mariano Ospina Rodríguez, quien era opositor de las ideas de Eustorgio porque Mariano era del partido conservador.

Lo anterior hizo que tuviera problemas con Mariano, haciendo que éste último tomara cartas en el asunto, por lo cual decidió apoyar una revuelta por parte de los conservadores santandereanos para expulsar a Salgar de la presidencia estatal, lo cual no funcionó, porque Salgar tenía el apoyo de muchas personas que creían en sus ideales y sobre todo en su palabra, fue así como en el año de 1860, las cosas continuaron a su favor, logrando que fuera designado presidente del estado de Cundinamarca.

En 1860 estalló una guerra civil que fue organizada por el entonces presidente del Cauca, Tomás Cipriano de Mosquera, siendo precisamente el gobierno del Estado de Santander, quien lo respaldó, situación que provocó muchos más conflictos con el poder central, a tal grado de declararse la guerra, en cuyos enfrentamientos, los derrotados fueron los santandereanos en la batalla del Oratorio.

Esto provocó que Eustorgio Salgar y su gabinete de gobierno fueran apresados y llevados a Bogotá. En 1861 se dio la inesperada victoria de Mosquera, lo cual fue positivo para los que estaban tras la rejas, debido a que fueron liberados, en donde Salgar no perdió el tiempo y comenzó a retomar su camino en la política colombiana, siendo protagonista de muchas cosas, tanto que se hizo popular a nivel nacional, cuando fue designado Procurador General.

En el año de 1862 su vida política continuó mejorando, lo cual se reflejó en la asamblea estatal de Santander al ser quien eligió a Eustorgio Salgar como nuevo Presidente, por lo cual tuvo que regresar a la ciudad de Bucaramanga, capital del departamento de Santander para poder asumir el cargo. Su forma de ser aunado al desempeño que tuvo en años pasados, hizo que Salgar fuera ascendido a general del ejército.

En 1863 Eustorgio participó en la Convención de Rionegro en donde fue elegido como vicepresidente y fue así como se dio un gobierno provisional plural que estuvo conformado por cinco secretarios, entre los cuales estuvo Salgar. Un año más tarde regresó al estado de Santander, lugar en donde fue nombrado secretario de Hacienda y embajador en Estados Unidos, por lo cual tuvo que quedarse a vivir ahí hasta el año de 1867, después de ese tiempo ocupó por cuarta vez la presidencia de Santander, hasta que llegó el momento de sentarse en la silla presidencial del país.

Educación

La educación que recibió Eustorgio Salgar comprendió desde la básica hasta la universidad, en donde decidió estudiar jurisprudencia y obtuvo en el año de 1851, el título de abogado en la Universidad Central, lo que actualmente es la Universidad Nacional de Colombia. Su formación también estuvo ligada al aspecto político y militar, sabiendo cómo destacar en esos tres aspectos de su vida profesional, lo que le ayudó a ser una persona integral.

Época en la Presidencia

El momento de gloria para Eustorgio Salgar fue cuando se dieron las elecciones para la presidencia del país, quien compitió contra otros políticos de gran peso, sin embargo, todo estuvo a favor de Salgar, porque fue él quien ganó el silla del poder a la edad de 39 años, debido a que se había ganado el apoyo y confianza de muchas personas, quienes poco a poco se dieron cuenta de que era una persona recta, con educación, con una gran cultura y con un comportamiento positivo muy cortés.

Fue así como Salgar entró al poder el 1 de Abril de 1870, quien desde siempre había demostrado una gran preocupación por el aspecto educativo de su país, además de las actividades culturales. Su administración resaltó porque fortaleció la paz pública mediante el ejercicio de una política conciliadora y tolerante, además de que impulsó la educación para que el país creciera en muchos aspectos, necesarios para continuar con un desarrollo constante.

Lo anterior se llevó a cabo con el apoyo de otras personas que apoyaron las ideas de Salgar, porque reconocieron que la educación era parte de una estrategia que podía ayudar a todo el país a mejorar en muchos aspectos de su vida personal y por consiguiente, profesional, lo que permitiría tener un cambio social aunado a la consolidación nacional, todo esto fue un movimiento renovador de la educación.

Eso se reflejó en la ley 2° del año de 1870, en donde se le dio autorización al poder Ejecutivo para organizar la instrucción pública primaria, así como fundar las Escuelas Normales en las capitales de los estados, mismas que estaban destinadas a la formación del magisterio colombiano, es decir; de profesores.

Esta reforma fue el decreto reglamentario del 1 de noviembre de 1870, presentado en 294 artículos, en donde se reglamentó la organización de las escuelas primarias, además de las escuelas normales, aunado a la calidad exigida de los maestros, métodos de enseñanza, el sistema correccional y la educación moral.

Eustorgio Salgar tuvo el apoyo de Dámaso Zapata, persona de gran popularidad en el país debido a los trabajos que hizo, quien lo ayudó a dar una mejor organización de las escuelas normales, orientando un movimiento pedagógico de renovación que fuera de calidad, lo cual se podía conseguir con mejores métodos de enseñanza para el aprendizaje. Entre las acciones tomadas en dicho rubro, se dio la primera misión alemana conformada por un grupo de pedagogos colombianos, cuya finalidad fue iniciar en el país uno de los movimientos pedagógicos más importantes de la segunda mitad del siglo XIX.

Fue así como el decreto orgánico del 1 de noviembre de 1872 logró organizar las escuelas normales en las capitales de los estados del país, en donde un punto central fue formar docentes capacitados para dirigir las escuelas elementales y superiores, estableciendo una escuela central, la cual fue núcleo de enseñanza pedagógica en la capital de la Unión, en donde se dio la formación de los directores de escuelas normales.

Los pedagogos que tenían un alto nivel de preparación y que fueron convocados procedentes de Alemania fueron Gotthold Weiss para trabajar en Antioquia, Ernesto Hotschick para estar en Boyacá, Julio Wallner para Bolívar, Augusto Pankou para Cauca, Carlos Meisel para Magdalena, Ofrald Wirsing en Panamá, Alberto Blume en Cundinamarca, Gustavo Radlack en Tolima y Carlos Uttermann destinada para laborar en Santander.

La finalidad de haber realizado lo anterior, se debió a que era necesario contar con personas preparadas que pudieran fundar y dirigir una escuela normal y una elemental en cada una de las ciudades antes mencionadas para ofrecer una educación de calidad, tal y como Eustorgio Salgar lo había planeado. Aunado a esto, se introdujo en todo el país, las enseñanzas que se utilizaban en las escuelas normales de Prusia, así como los métodos de enseñanza pestalozziana.

Dichos métodos de enseñanza-aprendizaje tenían la esencia de basar las actividades educativas en los alumnos, por medio de la inducción, junto con el aspecto humano en el trato, con la disciplina del amor reflexivo. Todo esto hizo que el país se uniera en pro de mejoras sociales, en donde Salgar logró tener a más personas que lo siguieron durante su gobierno, porque sabían que lo que estaba haciendo era algo muy positivo para todas las personas.

La historia del gobierno de Salgar también nos da una clara muestra de lo importante de la educación en su país, en donde a pesar de que se menciona en su Constitución, también las personas son elementos básicos para llevar a cabo cada uno de los aspectos planteados en dicho documento. La población es la encargada de conservar la integridad de la nación, manteniendo y contribuyendo para perfeccionar sus instituciones educativas, además de todas las que forman parte del gobierno, con esto se puede lograr un país republicano y libre.

Fue así como posteriormente se creó la revista semanal de nombre “La Escuela Normal”, la cual duró ocho años, convirtiéndose en poco tiempo, en el eje de la cultura pedagógica en Colombia. En dicha revista se publicaron muchas cosas interesantes y tuvo varios participantes como los humanistas Rufino J. Cuervo, José María Quijano Otero, Martín Lleras, José Ignacio Escobar y otros. Debido al éxito de esto, poco tiempo después se crearon otras revistas con los siguientes nombres: El Pestalozziano, El Maestro de Escuela, El Monitor, La Escuela Primaria, mismas que se publicaron en cada uno de los estados del país.

Otro de los puntos más importante en la administración de Eustorgio Salgar fue la labor de su ministro de Relaciones Exteriores, en donde contó con la colaboración de Felipe Zapata, para darse la renovación educativa, mejorando las relaciones con otros países. Esto provocó que se viera en la necesidad de crear la Dirección General de Instrucción Pública, en donde Manuel María Mallarino fue quien se encargó de dirigirla, tiempo después, estuvo a cabo César C. Guzmán, más tarde fue Santiago Pérez y por último Enrique Cortés, todos eran profesores destacados.

Otro punto en el que se centró el gobierno de Salgar, fue la Exposición Industrial, misma que se organizó por Salvador Camacho Roldán, quien fungía como el secretario de Hacienda y Fomento. Fue así como el día 20 de julio de 1871 se inauguraron los salones de la exposición industrial con los productos que fueron enviados por los estados del país como parte de una demostración del adelanto en las industrias locales. En dicha exposición se observaron varios elementos mineros y agrícolas, así como diversas expresiones del arte en la pintura, la escultura y otros elementos.

Después de haberse realizado lo anterior, sus esfuerzos se enfocaron en crear la Academia Colombiana de la Lengua, la cual se afilió a la Real Española en el año 1871. Quien se encargó de fundar dicha academia fue el escritor José María Vergara y Vergara, como parte de una institución académica que se inauguró el 10 de mayo de 1871, contando con el apoyo de Miguel Antonio Caro y José Manuel Marroquín. Una vez creada se llamó a varios académicos importantes, entre los nombres que destacan están Felipe Zapata, Pedro Fernández Madrid, José Joaquín Ortiz, José Caicedo Rojas, Rufino José Cuervo, Santiago Pérez, Venancio González Manrique, Joaquín Pardo Vergara y Manuel María Mallarino.

El gobierno del entonces presidente Salgar se vio favorecido con la fundación del Banco de Bogotá, el cual tuvo el rubro de ser nacional, posteriormente se dio la prolongación del telégrafo y la reanudación de la construcción del Capitolio Nacional. Es elemental señalar que en su gobierno no se dieron guerras civiles, sino todo lo contrario, sus esfuerzos rindieron frutos porque los habitantes del país vivieron en paz y con una conciliación fundamental en donde todos se apoyaron mutuamente. Por todo esto, Salgar se ganó el corazón del pueblo.

Después de la Presidencia

Fue así como la vida de un hombre valiente sobresalió en una época que fue difícil pero gracias a su dedicación y compromiso en la mejora de su país, aunado al apoyo de sus colegas, Salgar fue y será un presidente que será recordado por siempre. En su honor se creó un municipio en la cuenca del Río Magdalena llamado “Puerto Salgar”, que está en la provincia de Bajo Magdalena en el departamento de Cundinamarca, esto es una clara muestra de la importancia que tuvo Eustorgio.

Después de su actividad presidencial, Salgar obtuvo el cargo de ministro de Guerra y Marina en el año de 1872, además fue primer designado para el ejercicio de la Presidencia de Colombia en los años 1872 y 1873. Su gran popularidad hizo que posteriormente fuera pesidente del Estado de Cundinamarca en los años 1874 y 1876. Cuando finalizó con eso, inmediatamente en ese mismo año (1876) fue nombrado jefe de Estado Mayor del Ejército.

Un año más tarde Salgar fue ministro del Interior y Relaciones Exteriores de la administración de Aquileo Parra, cuyo cargo finalizó en 1878. Fue entonces cuando el 5 de junio del mismo año fue ascendido a general de división en la guerra civil debido a la gran facilidad de palabra y actuación que había demostrado anteriormente. En el año de 1884 fue ministro de Relaciones Exteriores durante los cuatro meses que duró la administración de Ezequiel Hurtado.

El cargo que Eustorgio Salgar obtuvo antes de morir fue el 21 de agosto de 1884 cuando fue nombrado ministro de Gobierno en la segunda administración de Rafael Núñez. Fue así como sus acciones continuaron creciendo y haciendo de él una persona reconocida en la vida miliar y política. Finalmente llegó el día en que falleció, siendo el 25 de noviembre de 1885 en Bogotá, Colombia, cuyo recuerdo fue un claro mensaje de paz y concordia para el pueblo colombiano, sabiendo que sus esfuerzos lograron grandes cosas que hicieron mejorar la vida del país.