Francisco de Paula Santander

Francisco de Paula Santander

Biografía

Fue una de las personas más importantes en Colombia, mejor conocido como el hombre de las leyes y organizador de la victoria. Nació el 2 de abril de 1792 en la Villa del Rosario de Cúcuta, en el Virreinato de Nueva Granada. Sus padres fueron Juan Agustín Santander y Colmenares, quien también fue importante porque fue gobernador de la Provincia de San Faustino de los Ríos y su madre fue Manuela Antonia de Omaña y Rodríguez. Es importante señalar que ambas personas formaron parte de familias criollas descendientes de funcionarios coloniales.

Esto hizo que la época de la niñez de Francisco fuera muy buena porque vivió cómodamente en las haciendas de café, caña de azúcar y cacao, de las cuales su padre era dueño y esto es parte de una referencia de la posición económica que tenía. El cargo que tuvo su padre se debió a que perteneció a una antigua familia de militares y funcionarios, motivo por el cual logró haber sido una figura importante.

El haber obtenido el grado de subteniente abanderado del batallón en el año de 1810, hizo que fuera parte de la inspección militar de la comisión de Guerra en la famosa Junta Suprema, en donde participó en otras guerras como la campaña del norte, la de federación contra las fuerzas centralistas de Cundinamarca y otras. Después subió de nivel al obtener el nombre de teniente y capitán en el año de 1812; sin embargo no todo fue muy bueno para Santander, debido a que durante el asedio a Bogotá lo hirieron y después lo hicieron prisionero durante un tiempo, pero después Antonio Núñez lo liberó para que fuera a servir en la campaña del general Simón Bolívar en el norte.

Una vez más, su gran agilidad, voz de mando y presencia militar, en el año de 1813 fue ascendido a sargento mayor, siendo bolívar quien le encomendó a Santander luchar por la defensa de los valles de Cúcuta, logrando recuperar los valles y una parte de Venezuela hasta la batalla de Cachirí. Santander acompañó a Simón Bolívar en la campaña de los Llanos de Caracas, así como participó en otros movimientos importantes. Sus logros durante esta época rindieron frutos cuando fue nombrado honoríficamente sargento mayor general y en 1814 se convirtió en coronel, participando en el repliegue del ejército liberador en los llanos.

Fue entonces puando Santander decidió enterrar su espada en el suelo señalando que prefería morir con ella enterrada antes de aceptar un nombramiento que no fuera hecho de forma adecuada, con lo que se ganó el respeto de otras personas, además de que luchó al lado de Páez, lo que hizo que fuera comandante de la segunda brigada de caballería. Fue hasta el año de 1818 cuando Santander fue ascendido a general de brigada, lo que le permitió ser enviado a otros batallones, con el encargo de organizar las fuerzas en Casanare para un ataque importante que sería final.

Un año más tarde, Santander fue nombrado general de división en el campo de batalla y fue así como se le dio el título de organizador de la victoria, he aquí el origen de ese nombre, que llevó consigo con orgullo porque fue capaz de estructurar y disciplinar las filas, que por diversos motivos, tres años anteriores le habían dado la espalda a Santander, pero esto no lo limitó, debido a eso obtuvo dicho título, el cual fue de gran peso no sólo en su profesión, sino también en su vida personal.

Cabe decir que otro de sus logros destacables fue que Santander asumió el cargo de Vicepresidente de Cundinamarca en el estado de la Gran Colombia, lo cual poco después, gracias a que consiguió el consolidamiento de la autoridad en dicho territorio, su título creció a vicepresidente de todo el país de Colombia en el año de 1821. Durante esta época Santander representó al sector civilista que surgió en un sector militarista que estaban en contra porque no querían aceptar los formalismos constituciones y legales, en donde el punto clave era que el poder jurídico se sobrepusiera al heroísmo militar, que era representado por Simón Bolívar.

Fue así como crearon dos banderas, una para el lado de Santander y otra para Bolívar, situación que provocó un gran distanciamiento entre estos dos personajes con gran importancia. En el año de 1826 se confirmó la elección de Bolívar como presidente y de Santander como vicepresidente de la Gran Colombia; sin embargo esto no hizo que cambiaran las cosas entre los dos porque el primero quería gobernar con una constitución y el segundo con otra, la cual había sido firmada en Villa del Rosario.

Las cosas cambiaron un poco para el vicepresidente cuando el 28 de octubre de 1827 el Libertador le otorgó la corona cívica, tomándola en sus manos y diciendo que todos los habitantes de Colombia era los únicos que debían recibirla, después se dirigió a Santander y se la colocó en las sienes en donde a su vez dijo que siendo el vicepresidente, merecía tener la corona. Ese momento fue muy memorable, siendo un suceso de gran importancia que logró formar parte de la historia de vida persona de Francisco.

Un año más tarde, el 25 de septiembre, varias personas que se oponían a su gobierno se citaron en el Palacio de San Carlos, teniendo en mente que iban a levantarse contra él, en este caso Simón Bolívar logró huir del lugar. Santander tuvo que estar en un juicio que violó el proceso, nombrándolo culpable, por lo que le quitaron el puesto, lo expulsaron del país y fue condenado a morir fusilado por la espalda, pero esta pena fue considerada como no adecuada, haciendo que se cambiara por el destierro. Se casó con Sixta Pontón (pareja, Nicolasa Salazar de monte)

Educación

Fue militar, jurista y político pero antes de ser eso pasó por muchas cosas, las cuales sin duda marcaron su vida en general, no sólo en el aspecto profesional. Francisco tuvo que viajar a Bogotá en el año de 1805 para estudiar en el Colegio Mayor de San Bartolomé, en el nivel secundaria y fue fundado un arzobispo y jesuitas. Cabe decir que es el colegio con más antigüedad en Colombia, en donde obtuvo una beca de bartolia. En el año de 1808 estudió el Bachiller en Filosofía, con lo que después siguió ese mismo camino y logró terminar sus estudios en la Universidad Santo Tomás en el año de 1810, recibiéndose como Licenciado en Derecho.

Al mismo tiempo de haber finalizado sus estudios, se encontró en una difícil situación porque estalló la Guerra de independencia y esto provocó que sus pensamientos estuvieran con su país, por lo que se reclutó como voluntario en las filas patrióticas, en donde después de un tiempo lo nombraron subteniente abanderado del batallón de guardias nacionales, esto debido a su gran laboral de apoyo, fuerza y espíritu emprendedor.

Época en la Presidencia

Francisco Santander fue presidente de la Gran Colombia en tres ocasiones, el primer periodo fue del 20 de septiembre de 1819 al 20 de febrero de 1827, el segundo inició el 20 de septiembre de 1819 y finalizó el 20 de febrero de 1827, mientras que el tercer periodo se dio del 10 de marzo de 1832 al 1 de abril de 1837.

En el año de 1830 Francisco Santander se sorprendió con la noticia de la muerte de Simón Bolívar, con lo que sucedió la disolución de la Gran Colombia, siendo esto un motivo para que llamaran a Santander para asumir el cargo de Presidente de la República de forma interina. De igual forma, esto contribuyó a que su nombre volviera a despegar, restituyendo sus rangos y honores militares, los cuales le fueron quitados cuando se dio el problema del destierro del que fue objeto.

El cargo de presidente lo obtuvo el 7 de octubre de 1831, su mandado interino finalizó el 01 de abril de 1833 pero después, Santander volvió a ser elegido como Presidente de Nieva Granada, estando en el poder otros cuatro años. Durante los años de su gobierno adquirió muchas responsabilidades más, entre las cuales estaba el dar estabilidad a su estado, con lo que tuvo que intervenir en reformas en el sector económico con la hacienda. Su gobierno logró demostrar el gran compromiso para con todos los habitantes del país, con lo que sostuvo una estructura fiscal en donde eliminó los impuestos de alcabala y los derechos de explotación.

Santander se dio cuenta que una forma de apoyar al país para que su economía creciera y se fortaleciera, mantuvo el monopolio existente sobre el cultivo del tabaco, con lo que se llevó a cabo la exportación de ese producto, aunado a la del café, el algodón y también ciertos productos agrícolas. Esto trajo resultados positivos, además de hacer que su moneda tuviera uniformidad. En el año de 1835 se llevó a cabo la primera ley que reguló la jubilación de los empleados públicos, lo cual fue otro aspecto muy bueno en su gobierno.

Durante esta época de su gobierno, el General Santander reforzó el aspecto educativo de su nación, porque pensaba que este fue un motivo fuerte que provocó diversos movimientos, como la Revolución. Tenía claro que la educación es parte primordial para el progreso de un país, por lo que luchó para que Colombia fuera una nación en donde las personas tuvieran una formación adecuada.

Por lo que ordenó la creación de diversas escuelas en todas las villas y ciudades con rentas propias. Se establecieron escuelas normales y esto hizo que el currículo educativo se definiera, las carreras eran muy completas, entre las que destacaron la de teología, filosofía, derecho y medicina. Esto hizo que durante esta época se impulsara la educación privada y el desarrollo del sistema educativo; se creó la Dirección General de Instrucción Pública como instancia administrativa, en donde el Director de cada institución tenía rango de Ministro.

Ante esto, el nivel primaria reviste gran importancia y las normas que se expidieron lograron tener una adecuada organización administrativa junto con el estudio de la infraestructura general escolar. Fue así como el año de 1844 se abrieron los primeros colegios privados. Entre 1867 y 1885 se crearon más instituciones educativas en donde se destacó la fundación de la Universidad Nacional de los Estados Unidos de Colombia y llegó al país la famosa Misión Pedagógica Alemana para asesorar la Dirección Nacional de Instrucción Pública. Junto con esto se organizaron diversas escuelas normales que tuvieron el mismo sistema usado en Alemania.

Cabe señalar que el gobierno de Francisco fue uno de los más positivos porque a pesar de que han pasado muchísimos años desde que reforzó el aspecto educativo de la nación, actualmente siguen funcionando muchas escuelas y colegios de nivel secundaria y universidades como centros culturales en Venezuela, Cundinamarca y Quito, entre las que están la Universidad del Cauca y la Universidad Central, la cual actualmente es la Universidad Nacional. Esta evolución ha sido excelente porque es un aspecto fundamental que les ha permitido continuar ofreciendo calidad en todos los niveles educativos.

También logró fortalecer las relaciones diplomáticas del país, con lo que sus esfuerzos rindieron frutos al lograr el reconocimiento de su nación en el exterior, porque este fue uno de sus propósitos y no paró hasta hacerlo realidad. También continuó con los trabajos de la marina mercante, en donde firmó el primer tratado de amistad con el gobierno de Venezuela en el año de 1833, lográndose el reconocimiento de la Santa Sede, esto dio paso a que la Nueva Granada fuera la primera nación de Hispanoamérica en tener este tipo de honor, lo cual se dio en 1835.

Así fue como su época en la presidencia del país hizo que Francisco Santander obtuviera el reconocimiento de Colombia por la Gran Bretaña, los Estados Unidos y el Vaticano. En todo este tiempo Santander aprendió muchas cosas que le servirían para su vida posterior a su gobierno, el cual transcurrió por muchas cosas, desde buenas hasta malas, debido a que existieron personas que no estaban de acuerdo con las cosas que decía, hacían y proponía, pero sin duda, todo lo que hizo fue para el bien de toda su nación.

Después de la Presidencia

La historia marca que cuando Francisco terminó su mandato, existieron problemas porque no logró unir a sus seguidores para que lo volvieran a elegir pero esto no salió como esperaba, el ganador de la elección fue José Ignacio de Márquez. Todo esto repercutió en la salud de Santander, haciendo que le dieran fuertes cólicos pero cuando los doctores lo atendieron, no lograron encontrar el problema que tenía. Sin embargo pudo vivir así y tiempo después se convirtió en senador y presidente del Congreso de Nueva Granada.

Esto hizo que Santander no perdiera la esperanza de volver a ser presidente del país, así que inició una campaña de reelección, esto lo hizo con un discurso que fue aplaudido por todos los presentes pero desafortunadamente se enfermó y esto complicó todo, lo cual terminó en una desgracia porque falleció el 6 de mayo de 1840, a la edad de 48 años en Bogotá, República de la Nueva Granada.

Cabe decir que de acuerdo a la información publicada sobre este acontecimiento, se dice que se le realizó una autopsia, la cual dio como resultado que su muerte se debió a cálculos biliares, que fueron causado por el gran estrés que siempre vivió desde pequeño y sin saberlo, su vida se terminaría tan joven pero estamos seguros de que a pesar de todo lo que vivió desde muy pequeño, aprendió a disfrutar las mejores cosas que la vida y Dios le regaló. Finalmente, en su testamento, Francisco escribió “Ojalá hubiera querido a Dios tanto como quise a mi patria”.