Joaquín Mariano de Mosquera y Arboleda

Joaquín Mariano de Mosquera y Arboleda

Biografía

Joaquín de Mosquera nació el 14 de diciembre de 1787 en Popayán, Virreinato de Nueva Granada en el imperio español. Fue el primer hijo de José María Mosquera y Figueroa, y María Manuela Arboleda Arrachea, quienes tenían poder y eso hizo que fueran muy influyentes en Popayán. Cabe decir que tres de sus hermanos aprovecharon eso y destacaron en la vida pública de Colombia.

Debido a su carrera de abogado, Bolívar lo nombró partidario como miembro del Cabildo, posteriormente en 1822 lo nombró ministro plenipotenciario en Perú, Chile y Buenos Aires, cuyo objetivo propuesto fue promover la unión americana. Esto hizo que Joaquín fuera elector, miembro de la Cámara Provincial de Popayán, así como presidente del Congreso en el año de 1842, también fungió como consejero de Estado. Tal vez sin saberlo, en ese entonces los cargos que tuvo antes, ayudaron a que fuera nombrado presidente de la República, siendo elegido por el Congreso el 4 de mayo de 1830.

Cabe decir que la vida de Mosquera continuó teniendo muchas cosas favorables porque siempre contó con el apoyo de su familia, lo cual es un punto a su favor además de rodearse de personas que lo estimaban mucho, de quienes también siempre aprendió cosas muy buenas y positivas, sin duda esto fue clave en su vida lo cual fue aspecto clave cuando fue nombrado presidente.

Educación

Es importante señalar que cuando Joaquín tenía cinco años de edad, se dice que ya sabía leer y lo habían inscrito en la escuela pública. La gran dedicación de sus padres hizo que pasara al Seminario de la ciudad y después ingresó a la Universidad del Cauca, siendo el año de 1805 cuando se graduó como abogado, lo cual llenó de gran orgullo a toda su familia. Esto fue sólo el inicio de una gran vida personal y profesional, porque en el año de 1810 fue cuando inició su carrera aunada a las armas, en donde comenzó a participar en campañas, lo que poco a poco hizo que llegara a tener el puesto de capitán.

Joaquín Mariano de Mosquera fue Jurista, militar, estadista y político. Su preparación fue pieza clave que lo ayudó a crecer en el aspecto personal y profesional. Ante esto, en la época de la Gran Colombia, Joaquín tuvo responsabilidades ministeriales, lo cual manejó de manera adecuada.

Época en la Presidencia

Un acontecimiento de gran importancia fue cuando en el año de 1830 Simón Bolívar renunció a la Presidencia, en donde la persona que figuró para ser su sucesor y que fue electo por el Congreso de la República, fue Joaquín Mariano de Mosquera el 4 de mayo. Cabe decir que su cargo no lo asumió inmediatamente, por lo cual fue reemplazado por su vicepresidente Domingo Caicedo; sin embargo unos meses después de esto, Mosquera finalmente pudo asumir el mando pero lo derrocó el general Rafael Urdaneta en ese mismo año.

Mosquera pensó que las cosas se iban a quedar como estaban pero todo volvió a mejorar para él cuando Urdaneta renunció a la presidencia, fue entonces cuando Joaquín volvió a ser presidente el 2 de mayo de 1831, cuya etapa duró hasta el 23 de noviembre de 1832. En esta etapa era un hombre mucho más maduro, con grandes experiencias que en su vida personal y profesional le habían dejado enseñanzas que siempre valoraría en un puesto tan importante como ser el máximo representante de su país.

Después de la Presidencia

Cuando Mosquera terminó su cargo como presidente del país, en el año de 1833 y 1835 fue vicepresidente de la Nueva Granada, en donde realizó cosas importantes que ayudaron a ganar a más simpatizantes. Después de eso fue rector de la Universidad del Cauca y muchas veces también trabajó como profesor de la misma. La gran popularidad, importancia e inteligencia de Mosquera, hizo que perteneciera a varias corporaciones científicas y literarias, así como también desde muy joven se distinguió como un excelente orador.

Joaquín se casó con su prima hermana María Josefa Mosquera Hurtado y tuvieron cinco hijos, a los que llamaron José María, Pedro, Rosa, Mariana y Eusebia. La edad y las enfermedad que tuvo fueron motivos que provocaron un gran desgaste de su salud, provocando que perdiera la vista en 1858, y a la edad de 92 años, falleció en el año de 1878 en Popayán, Estados Unidos de Colombia.