José Manuel Marroquín Ricaurte

José Manuel Marroquín Ricaurte

Biografía

José Manuel Marroquín Ricaurte nació el 6 de agosto de 1827 en Bogotá, Colombia. Sus padres fueron José María Marroquín y Trinidad Ricaurte, quien murió cuando José Manuel tenía sólo un año de edad, lo cual hizo difícil su infancia, agravándose más cuando a la edad de 13 años murió su padre, por lo cual quedó bajo la custodia de sus abuelos, quienes se hicieron responsable de José Manuel, brindándole el apoyo necesario para salir adelante.

Marroquín aprendió muchas cosas de sus abuelos y de otras personas que lo rodearon durante su infancia y adolescencia. Se ocupó de su vida personal y en el año de 1853 se casó con Matilde Osorio, de cuyo matrimonio tuvieron seis hijos. Pasaron muchos años mientras se desempeñó en varios trabajos, siendo hasta 1871 cuando logró ser cofundador y primer director de la Academia Colombiana de la Lengua.

Participó con otras personas que después se hicieron muy importantes en el país como por ejemplo Manuel María Mallarino y Miguel Antonio Caro. Eso hizo que en el año de 1879 viajara a Madrid para ser parte de la Real Academia de Historia de Madrid, puesto en el que aprendió más cosas e hizo amistad con otras personas destacables. La historia de su vida también señala que Marroquín fue ministro de instrucción pública durante la administración de Guillermo Quintero.

Cabe señalar que en dicho puesto logró destacarse por haber demostrado una gran entrega a su trabajo, además de saber cómo actuar ante diversas situaciones que se le presentaron en su cargo. Más tarde, en el año de 1882 escribió el tratado denominado “Lecciones Elementales de Retórica y Poética” del cual obtuvo grandes recompensas, siendo la popularidad una de las más importantes para él, pero desafortunadamente no sólo vivió cosas positivas.

En el año de 1884 falleció su esposa Matilde, lo cual le afectó demasiado, cayendo en depresión por un tiempo pero contó con el apoyo de sus colegas para salir adelante ante esta dolorosa situación. Su vida continuó convirtiéndose en rector del Colegio Mayor del Rosario en 1887 y un año más tarde escribió su Diccionario Ortográfico, del cual tuvo muchos comentarios positivos.

Con el tiempo continuó desarrollando su habilidad de escritura, siendo entre los años de 1896 y 1897 cuando publicó las novelas de nombre Blas Gil, Entre Primos y El Moro, logrando vender muchas copias de sus trabajos. Después, en 1898 publicó Amores y Leyes, siendo precisamente en ese mismo año cuando logró ser nombrado vicepresidente de la República de Colombia.

Educación

José Manuel Marroquín estudió en el Seminario Conciliar de Bogotá y posteriormente en el colegio de San Bartolomé. Cabe decir que a pesar de haber tenido el apoyo de sus abuelos, no terminó sus estudios en derecho debido a la difícil situación que vivió, provocando que el aspecto económico fuera algo que lo obligara a irse a su ciudad natal, en donde trabajó en las haciendas de su familia, labrando la tierra y cosechando, además de otras labores que realizó en el campo.

El aspecto educativo fue algo complicado para Marroquín, sin embargo luchó por lo que quiso y así logró aprender muchas cosas, teniendo el apoyo de su familia y de amistades que fue haciendo con el tiempo. Esto es una clara muestra de que sus aprendizajes se dieron con la práctica y realización de diversas actividades, además de tener la disposición y entrega en todo lo que hizo.

Época en la Presidencia

El tiempo pasó hasta que el 31 de julio de 1900, Colombia atravesaba por una situación muy complicada, debido a la guerra de los mil días que se desató, en donde murieron muchas personas y no existía un gobierno central para tomar las decisiones pertinentes ante tales problemas, haciendo que Marroquín tomara la decisión de derrocar al entonces presidente Manuel Antonio Sanclemente, quien su edad y estado deteriorado de salud, le impidieron hacerse cargo del país para dar solución a los conflictos armados.

Fue así como con el apoyo de los conservadores, cuyos nombres fueron José Vicente Concha y Miguel Abadía Méndez, quienes más tarde y tal vez sin saberlo, serían los siguientes presidentes del país. Marroquín hizo un golpe de estado y se posesionó de la silla presidencial el 7 de agosto de 1898, ejerciendo el poder hasta el 3 de noviembre de ese mismo año, debido a que después Sanclemente regresó a Bogotá para retomar su puesto como presidente titular de Colombia.

Durante este periodo Marroquín debió enfrentar las guerrillas liberales que se realizaron mediante batallas en Palonegro entre el 11 y el 25 de mayo de 1900. Después de la muerte de muchas personas, los ganadores fueron los del partido conservador. Fue así como después Marroquín decidió enfrentar a los liberales en el Atlántico y más tarde en Panamá.

Cabe mencionar que en Panamá logró vencer a los liberales con el apoyo de varios gobiernos, como los de Ecuador, Nicaragua y Venezuela. Esto no significó que los del partido liberal quedaran solos porque no fue así, sino todo lo contrario, contaron con el apoyo de los gobiernos de Eloy Alfaro, José Santos Zelaya y Cipriano Castro, por lo que esta guerra fue una de las más largas en la historia de Colombia, hasta el punto de decir que nunca se terminó.

Las cosas cada vez se complicaron más hasta que en el año de 1902 Marroquín decidió firmar tres tratados con los liberales, el primero fue el Tratado de Neerlandia realizado el 24 de octubre contando con la participación del general liberal Rafael Uribe Uribe, segundo fue el Tratado de Wisconsin llevado a cabo el día 21 de noviembre del mismo año y el tercero fue el Tratado de Chinácota realizado ese mismo día.

Después de tres días de ese acontecimiento histórico, se dio fin a las diferencias que existieron, lo cual hizo que el Estado fuera mejorando poco a poco, pasando varios meses hasta iniciar un nuevo año. Es elemental decir que durante la administración de Marroquín, se llevó a cabo la fundación de la Academia Colombiana de Historia en el año de 1902, también se inició con la sanción de un decreto para organizar la educación en todos los niveles, reformándola en un modelo educativo aprobado mediante la ley 39 del 26 de octubre de 190, dividiéndose en un sistema escolar y universitario, en donde la enseñanza oficial se marcó en primaria, secundaria, profesional, industrial y artística.

Trató de mejorar varios aspectos en el país, debido a que se había quebrantado a causa de las guerras que se hicieron. Eso a su vez provocó que debido a la ingobernabilidad de Colombia por la guerra de los mil días, los Estados Unidos se aprovecharon de eso para imponer un tratado llamado “Herrán-Hay” en donde se le daba privilegios sobre el territorio de Panamá, en donde el objetivo era construir un canal interoceánico en donde a los Estados Unidos se le dio una franja de cinco kilómetros de lado del canal, además de tener control sobre las costas marítimas.

Marroquín y su gabinete apoyaron el tratado pero no esperaban que el senado de la República de Colombia lo rechazara, por lo cual, una vez que se supo esto, el gobierno de Estados Unidos tomó medidas radicales contra el país, por lo que apoyó a Panamá en sus intenciones separatistas y fue así como el 3 noviembre de 1903 se llevó a cabo la formal separación del istmo de Panamá, con una carta de notificación a la cancillería colombiana.

Esa situación provocó que se tomara medidas extremas para que sus buques de guerra del territorio panameño evitaran una respuesta militar de Colombia. De esta forma el entonces presidente Marroquín Ricaurte se vio vencido ante tal respuesta de dichos lugares. La historia también nos muestra que a pesar de sus intentos por ayudar a la población, todo fue muy complicado para Marroquín, situación que continuó de la misma forma hasta que le entregó el poder a quien sería el siguiente presidente de Colombia, el general Rafael Reyes en el año de 1904.

Reyes se tuvo que enfrentar a muchos problemas y uno de ellos fue atender a una de las peores inflaciones en todo el país, lo cual hizo que la economía se detuviera y eso a su vez repercutió en el desarrollo económico y social, trayendo muchas más complicaciones en otros aspectos, incluyendo la política, porque se dieron enfrentamientos de diversos grupos que querían tener el poder.

Después de la Presidencia

Cuando José Manuel Marroquín Ricaurte entregó el poder, decidió dejar la vida política para poder vivir en paz, junto con su familia, en donde sus últimos años se dedicó a escribir diversas obras que más tarde se hicieron famosas. También colaboró en varias publicaciones periodísticas como por ejemplo en obras didácticas como el tratado completo de la ortografía castellana en el año de 1858. Cuando se publicó este trabajo, Juan Eugenio Hartzenbusch lo calificó como perfecto debido a lo que a su forma y contenido.

Marroquín también escribió otros artículos enfocadas en la literatura, la filología y las costumbres de Colombia. Poco después se interesó en escribir biografías, temas de historia y poesías festivas. Dos de sus obras más exitosas fueron “La Perilla” y la nivela “El Moro. Así pasó su vida, la cual estuvo llena de muchas cosas tanto positivas como negativas, pero sobre todo de cosas donde aprendió para ser una persona más fuerte. Finalmente llegó el día en que falleció el día 19 de septiembre de 1908 en Bogotá, Colombia.