José María del Castillo Rada

José María del Castillo Rada

Biografía

José María del Castillo Rada nació el 20 de diciembre de 1776 en Bogotá, Colombia. Sus padres fueron Nicolás Del Castillo, quien fue un inmigrante español que gracias a sus esfuerzos, formó parte de la élite de Cartagena de Indias y su madre fue Manuela Rada De la Torre. Gracias al apoyo de sus padres, José tuvo una formación educativa que lo ayudó a crecer como persona y profesionista, destacando en varios cargos obtenidos durante su vida.

Una vez que finalizó la universidad, participó en el Congreso de Cúcuta, fue Secretario de Hacienda en el año de 1821 y finalizó en 1828, en cuyo puesto logró encargarse de las finanzas públicas de la recién creada República de Colombia, siendo ésta una forma adecuada de velar por los intereses del pueblo y defender la economía de su país. En cuanto a su vida persona, la historia señala que José María del Castillo Rada se casó con Teresa Rivas Arce en Santafé en el año de 1801, quien era originaria de Bogotana.

José mostró un gran interés por la vida política, siendo ésta una de las razones que lo motivó a estudiar la carrera de abogado, misma que logró realizar de forma adecuada junto con la política. Esto permitió que lograra participar como jóvenes de su generación en diversas actividades clandestinas en donde se fomentaban las ideas de época de la ilustración, mismas que fueron punto clave para el movimiento de independencia del 20 de julio de 1810.

José fue una persona que se caracterizó por tener sus propias ideas, las cuales siempre defendió, encontrándose con muchas dificultades pero logró salir adelante. Logró plasmar sus ideas y manifestación en el periódico “El Argos”. Sus aportes fueron muy brillantes en esa época y fueron los que ayudaron a que fuera elegido como integrante del Colegio Electoral que dio origen al Estado de Cundinamarca.

Posteriormente, José formó parte de una comisión que fue enviada a Tunja para tratar de evitar la guerra civil, lo cual se debido a que el ejército de Baraya se cambió de bando para apoyar a los federalistas. Después fue segundo representante de Tunja ante el Congreso de las Provincias Unidas y eso ayudó a que fuera nombrado gobernador de la provincia de Tunja, además de haber sido participante y expositor en el Congreso de Villa de Leyva en el año de 1814.

Poco tiempo después, fue electo junto con José Fernández Madrid y Joaquín Camacho, para participar en el triunvirato que regiría la jurisdicción de las provincias federalistas, lo cual tuvo una duración de un mes, debido a que el 23 de noviembre se modificó la Constitución del país y en donde se creó la figura del presidente. Ante esto, se vino una ola de situaciones complicadas, siendo José María del Castillo Rada quien se apusiera a Simón Bolívar porque éste último había sido propuesto para ascender a general.

Debido a eso, José presionó a García Rovira para que asumiera la presidencia del triunvirato y con eso pudiera firmar el decreto de ascenso, lo cual se llevó a cabo el 28 de noviembre de 1814. Después de que las tropas ganaron sobre Cundinamarca, el 21 de enero de 1815 José obtuvo la gobernación del Estado, puesto que ejerció hasta el 6 de julio de 1815.

Cuando Morillo estuvo en el poder, José vivió otra difícil situación, debido a que por órdenes de Morillo, fue apresado y procesado por el Tribunal de Cuentas, mismo que decidió condenarlo a muerte. Sin embargo, es preciso decir que de acuerdo a la historia, se señala que su sentencia fue cambiada, lo cual se debió a que muchas personas, principalmente de varias mujeres, abogaron en su nombre y pidieron al fiscal Carlos Torá que la vida del ilustre abogado no fuera arrebatada.

Poco después, el fiscal comenzó a tener un gran interés por conocer a José María del Castillo Rada debido a que había escuchado muchos comentarios positivos sobre su persona, lo cual hizo que quedara impresionado por todo eso, siendo así como después visitó a del Castillo en su celda para conocerlo y buscar la manera de salvarlo. Después de una conversación que tuvieron, el fiscal no logró que el reo delatara a sus cómplices, negando su participación en el movimiento independentista, lo cual provocó que el fiscal optara por mantener la condena a muerte, pero al final la pena de muerte fue cambiada por la de la prisión.

Educación

José María del Castillo Rada llegó muy joven a Santafé, en donde gracias a su dedicación, empeño e inteligencia, recibió una beca en el Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, lo que actualmente es la Universidad del Rosario, lugar en donde estudió la carrera de jurisprudencia. Al finalizar sus estudios, incursionó en la vida pública y política, en donde logró destacar como abogado de los tribunales de justicia de la administración en la época colonial, lo que después contribuyó a que obtuviera otros puestos importantes en la vida política del país.

Época en la Presidencia

José María del Castillo Rada ocupó la presidencia de Colombia en el periodo del 5 de octubre de 1814 al 21 de enero de 1815 haciéndolo de forma interina. Pero antes de que eso pasara, comenzó con la conformación de la Gran Colombia, misma que se formó con los territorios de la Nueva Granada y Venezuela, en donde José María del Castillo fue elegido como vicepresidente interino por parte del Congreso Constitucional de Cúcuta.

Una vez en el poder las primeras acciones que realizó fue encargarse de firmar y sancionar la nueva Constitución, así como la ley de libertad de negros y la prohibición del tráfico de esclavos, también promovió otras leyes con sus ideales, como las que daban honores al general Simón Bolívar, honores a los vencedores de Carabobo y el establecimiento del título de mártires de la patria.

La historia señala que estuvo encargo del poder por segunda ocasión pero ésta vez sólo se considera como “encargado” de la silla presidencial, la cual se dio el 27 de agosto de 1828, en donde logró abolir la constitución y proclamarse dictador, siendo precisamente el presidente Simón Bolívar quien asumió mayores facultades y poder en ese entonces. Cabe señalar que las acciones que se destacan en dicha época, se encuentran la eliminación de la figura del vicepresidente de la república, con lo que después se dio lugar a las facultades de gobierno al Consejo de Ministros.

Cabe mencionar que las cosas se mostraron a favor de Del Castillo cuando el 28 de diciembre de 1828, el general Simón Bolívar se fue al Sur para dirigir las operaciones militares que se habían reunido, siendo esto el motivo por el cual la presidencia se había quedado encargada al Consejo de Estado, mismo que era presidido por José María del Castillo, fue precisamente por este motivo que se dice de una segunda presidencia pero por “encargo”, debido a que alguien tenía que hacerse responsable por las situaciones que se dieran en el país.

Después de la Presidencia

Con la inminente muerte de Simón Bolívar, se dio la disolución de la Gran Colombia y el establecimiento del gobierno de Santander, siendo así como José María del Castillo Rada decidió retirarse de la vida pública y política, lo que dio paso a obtener otros trabajos, entre los cuales se encuentra el de profesor en el Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, en donde tiempo después, logró obtener el cargo de rector, dedicando el resto de sus días en dicho puesto.

Cuando José María falleció, se realizaron varios funerales en honor a una persona que logró cosas importantes en el país y que destacó por la formación que tuvo desde muy pequeño. Los funerales fueron organizados por sus discípulos, quienes lo enterraron en la capilla de la institución donde laboró varios años. El legado que dejó el ex presidente de Colombia se basó en cuidar la arquitectura fiscal y la económica de la Gran Colombia. Al haber sido Secretario de Hacienda, presentó una serie de exposiciones en el año de 1823, 1826 y 1827 delante del Congreso.

Su política económica trató de buscar el aumento de los recursos del estado, beneficiando a las personas. También destacó por la abolición de los impuestos y la desamortización de los bienes eclesiásticos en el año de 1826. Aspectos por los cuales será recordado, además de que tuvo una vida difícil pero supo sobre salir y sobre todo, apoyar en la medida de sus posibilidades a los intereses de los habitantes de su país.