Laureano Eleuterio Gómez Castro

Laureano Eleuterio Gómez Castro

Biografía

Laureano Eleuterio Gómez Castro nació el 20 de febrero de 1889 en Bogotá, Colombia. Sus padres fueron José Laureano Gómez y Dolores Castro, de quienes aprendió muchas cosas y fue cuidado por ellos hasta que creció y se convirtió en un joven emprendedor y luchador por hacer sus sueños realidad. Laureano sabía lo importante que era tener una adecuada preparación educativa porque creció en una época de grandes cambios sociales, económicos, políticos y culturales en Colombia.

Después de haber finalizado sus estudios trabajó en la empresa encargada de la construcción del ferrocarril de Antioquia pero no estuvo mucho tiempo en ese puesto, debido a que decidió fundar y ser director del periódico llamado “La Unidad”, porque tenía el interés de redactar para ser una forma de adentrarse a todo lo que estaba sucediendo en el país, contando con la participación y apoyo de más personas que trabajaron para él.

En el año de 1911 logró entrar a la vida política, la cual era inestable y un tanto complicada en esos momentos, pero Laureano sabía que era una forma de continuar creciendo como persona y profesionista. Fue asú como su primer puesto en ese ámbito fue como representante de la cámara y diputado de la Asamblea Departamental de Cundinamarca, además de convocar desde su periódico el primer congreso eucarístico nacional realizado de 1913.

Después asistió como delegado de la Asamblea Departamental de Antioquia en donde se relacionó con otros políticos de la época, con quienes hizo amistad. Entre 1913 y 1916 fue representante a la cámara por segunda ocasión debido al apoyo que tuvo de muchas personas y porque logró destacarse en ese cargo. Laureano fue un fuerte opositor de Marco Fidel Suarez desde 1918 porque tenía otra forma de pensar y al no compartir sus ideas, nunca le brindó su apoyo.

Su arduo trabajo fue reconocido en 1921 y en ese entonces fue cuando Suárez decidió renunciar a la presidencia de Colombia, dejando a cargo a Jorge Holguín. En 1923 Laureano Gómez decidió emprender un viaje a Chile para participar en la V Conferencia Interamericana y después fue a Argentina como ministro plenipotenciario. Más tarde, en el año de 1924 fue ministro de obras públicas durante la gestión presidencial de Pedro Nel Ospina.

En 1927 fungió como diputado en la Asamblea departamental de Santander y desde 1928 se dedicó a la escritura porque era una de sus grandes pasiones, publicando el artículo llamado “El carácter del General Ospina”. En 1930 viajó a Alemania por orden del entonces presidente Enrique Olaya Herrera con la finalidad de ser embajador en representación de Colombia, lugar en donde vivió hasta el año de 1932. Después de haber finalizado su cargo, ese mismo año regresó a Colombia pero ahora con el puesto de senador, el cual ocupó hasta 1935.

En cuanto a sus escritos, otro de los que fueron muy populares en su época fue uno en 1935 cuando publicó “El Cuadrilátero”. Laureano fundó el periódico “El Siglo” en 1936 y recibió fuertes críticas de las políticas liberales, sobre todo por parte de Alfonso López Pumarejo. Entre los años de 1939 y 1945 Laureano Gómez fue elegido como senador pero se le acusó de planear el golpe de estado contra el presidente López Pumarejo en el año de 1944.

Debido a esa situación, se vio en la necesidad de abandonar Colombia y decidió asilarse en Brasil en donde permaneció por varios años pero después logró regresar a su país de origen. Fue en 1948 cuando logró ser ministro de relaciones exteriores, después presidió la IX Conferencia Panamericana en Bogotá durante la presidencia de Mariano Ospina Pérez, en donde logró hacer otras relaciones de trabajo con grandes figuras de la política que más tarde serían piezas claves para sus siguientes asensos.

Cabe decir que cuando se dio el asesinato de Jorge Eliecer Gaitán el 9 de abril, la casa de Laureano Gómez y las oficinas del periódico “El Siglo” fueron saqueadas e incendiadas, provocando grandes pérdidas materiales y eso provocó que tuviera que continuar luchando por salir adelante ante las adversidades que se habían presentado, haciéndose más fuerte en muchos sentidos.

Un año después Laureano Gómez decidió renunciar a la cancillería y fue así como viajó a España, en donde vivió por poco tiempo porque después regresó a Colombia para aceptar la candidatura a presidente del país con el apoyo del partido conservador y así fue como se inició una nueva aventura en su vida personal y profesional, sabiendo que su entrega y reconocimientos en el trayecto político, eran piezas claves para su triunfo.

Educación

Laureano Gómez estudió en el Colegio de San Bartolomé, del cual se graduó en el año de 1904. Más tarde decidió ingresar a la Universidad Nacional para estudiar Ingeniería Civil y obtuvo su título en 1909. Fue así como posteriormente inició su vida profesional, abriéndose camino por sí mismo y también con el apoyo de su familia y otros colegas que fue conociendo en un camino largo, lleno de altibajos pero sobre todo, haciendo realidad lo que quería en todos los sentidos de su vida.

Época en la Presidencia

Cuando Laureano Gómez fue uno de los candidatos por el partido conservador, su oponente, el partido liberal no presentó candidato para la silla presidencial de Colombia, por lo que esto favoreció a Gómez siendo elegido como el nuevo presidente del país, entrando al poder en el año de 1950 y estaba programado para finalizar en 1954, pero en el corto tiempo que estuvo en el cargo, hizo cosas muy importantes junto con el apoyo de las personas que nombró como parte de su gabinete, planteando más cambios para los colombianos.

Laureano mostró interés en otorgar participación ministerial a los liberales pero estos no aceptaron, debido a todos los problemas que tenían dentro de ese partido, haciendo que la situación entre ellos fuera cada vez más tensa. Cabe decir que debido a diversas circunstancias, el presidente Gómez no pudo finalizar su periodo de gobierno, pero en el tiempo que estuvo al frente del país logró crear el Banco Popular, también organizó el Ecopetrol y se enfocó en la construcción del ferrocarril de Magdalena.

Posteriormente se enfocó en crear el ministerio de minas y petróleos, además del ministerio de fomento, con lo que se suprimió el ministerio de comercio e industria. Otros pasos importantes durante su gobierno fueron cuando decidió iniciar las gestiones para la construcción de los oleoductos entre Puerto Berrío y Medellín, así como entre Bogotá y Puerto Salgar. Fue así como después se amplió en 3.000 kilómetros las carreteras del país, haciendo que las comunicaciones fueran mucho más fuertes y estableces, además de que esto benefició a la economía de Colombia.

En el año de 1951 envió un batallón a la guerra de Corea para que participaran en representación del país. En ese mismo año el presidente Gómez sufrió un ataque cardiaco el 5 de noviembre, por lo cual tuvo que alejarse un poco de la política para atenderse de manera adecuada y mientras se recuperaba, Roberto Urdaneta Arbeláez fue la persona que se hizo cargo de la presidencia, porque era importante que alguien estuviera al frente para velar por la estabilidad de todos.

Cuando Laureano Gómez se logró recuperar y quiso retomar su cargo de presidente, el 13 de junio de 1953, fue apresado por el general Gustavo Rojas Pinilla, muchas personas le quitaron su apoyo, como los militares porque apoyaron a Urdaneta para declararse presidente de Colombia pero éste se negó a hacerlo porque sabía que no era lo correcto y que habría más personas que estarían en contra de eso.

Fue entonces cuando los militares solicitaron a Rojas que se declarara presidente y éste aceptó. Después Laureano Gómez tuvo que viajar a España, en donde se encontró el jefe del liberalismo Alberto Lleras Camargo y con quien se firmó el Pacto de Benidorm en contra del régimen militar llevado a cabo en 1956 mediante el cual cuales se daba la creación del Frente Nacional, que consistía en la alternancia del poder entre los partidos tradicionales por 16 años.

Después de la Presidencia

En España Laureano continuó liderando a los conservadores y en 1957 tras darse la caída del gobierno del general Gustavo Rojas Pinilla al verse obligado a renunciar al puesto de presidente, firmó con Lleras el Pacto de Sitges que definiría la política colombiana por los próximos 17 años, dividiendo la autoridad entre los dos partidos tradicionales hasta 1974, en lo que se conoció como el tan esperado “Frente Nacional”. Fue así como después Gómez regresó a Colombia donde continuó al frente del Partido Conservador.

Lo anterior trajo grandes cambios políticos en Colombia, en donde debido a que tenía que haber un presidente que se hiciera cargo del país, se dejó a cargo de la presidencia a una Junta Militar de Gobierno, bajo el mando del general Gabriel Paris. Fue así como Gómez decidió regresar a su país y decidió hacerse cargo de otros aspectos que había abandonado.

En sus ratos libres dio pláticas a los grupos de Juventudes Conservadores de la Universidad Libre de Bogotá cuando el presidente era Álvaro Atencia Cárcamo, quien era si mayor prospecto para continuar su legado porque sabía que sus ideas eran compartidas con él y con otros políticos que desde siempre le brindó su apoyo. Más tarde, debido al desempeño que demostró en sus diversos cargos políticos, el ex presidente Gómez fue nuevamente nombrado senador de la república entre 1958 y 1962.

Después fue elegido senador para ejercer el cargo entre los años 1962 y 1966, pero desafortunadamente no logró finalizar su periodo como senador, porque Laureano Gómez Castro murió el 13 de julio de 1965 en la ciudad de Bogotá, Colombia. Cabe decir que su legado es considerado uno de los más importantes y a pesar de que se centró en el aspecto profesional, también atendió el personal al haberse casado con María Hurtado, de cuyo matrimonio nacieron dos hijas y dos hijos.

También es elemental señalar que uno de sus hijos, Álvaro Gómez Hurtado fue candidato a la presidencia de la República de Colombia en los años 1974, 1986 y 1990, teniendo como ejemplo a seguir a su padre Laureano, quien desde muy pequeño luchó por hacer sus sueños realidad y a pesar de las situaciones complicadas que tuvo durante su vida, logró vencer todo eso para cumplir con lo que quería, teniendo presente que el apoyo de otras personas sería pieza clave para sus triunfos.