Luis Mariano Ospina Pérez

Luis Mariano Ospina Pérez

Biografía

Luis Mariano Ospina Pérez nació el 24 de noviembre de 1891 en Medellín, Colombia. Sus padres fueron Tulio Ospina y Ana Rosa Pérez. Viene de una familia que poco a poco logró ganarse el respeto de los colombianos porque sus esfuerzos se reflejaron cuando obtuvieron la presidencia del país. Su padre Tulio fue hijo de Mariano Ospina Rodríguez quien gobernó entre los años de 1857 a 1861, y fue hermano de Pedro Nel Ospina, quien también fue presidente de la República de 1922 a 1926.

Su familia fue un claro ejemplo de que cuando las cosas se hacen con dedicación y se pone empeño en lo que se realiza, las cosas pueden mejorar en su vida, fue así que Mariano Ospina comenzó a trabajar arduamente en Bélgica. Cuando se desató la primera guerra mundial en el año de 1914, Ospina Pérez decidió regresar a Colombia. Cuando llegó a su país se dio cuenta del gran peso que tenía la política, por lo que sus intereses se centraron en dicho aspecto.

Sus primeros pasos en el mundo de la política iniciaron en el año de 1915 y fue hasta 1917 cuando obtuvo un cargo como concejal de Medellín, en donde logró conocer mucho más sobre aspectos políticos, así como también conoció a más personas que influyeron de manera positiva en su profesión y vida personal. Dos años después fue miembro de la Asamblea Departamental de Antioquia, en donde logró participar activamente en los cambios que se estaban dando en el país.

Más tarde, en el año de 1919 fue nombrado superintendente del ferrocarril de Antioquia, en cuyo cargo estuvo hasta el mes de mayo de 1921 porque se vio en la necesidad de retomar su cargo en la Asamblea Departamental de Antioquia, en donde estuvo hasta que decidió retirarse en 1923. Después, se adentró en la vida educativa del país, haciendo que obtuviera el cargo de rector de la escuela de minas en donde estuvo un año. Posteriormente volvió a retomar la política y esta vez fungió como senado en representación de Antioquia entre 1922 y 1926.

Como senador fue ponente del proyecto para la creación del Banco Agrícola Hipotecario, cuyo proyecto se hizo con la finalidad de desarrollar la agricultura debido a que era necesario modernizar a ese sector pero sus esfuerzos no rindieron los frutos que todos esperaban debido a los resultados obtenidos. El 18 de julio de 1926 decidió contraer matrimonio con Berta Hernández, con quien tuvo cuatro hijos y una hija, reconociendo lo importante que era atender su vida personal pero sin descuidar su trabajo en la política.

Más tarde fungió como profesor en la ciudad de Bogotá en la Universidad Javeriana y también en el Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario. En el año de 1926 Mariano Ospina fue nombrado ministro de obras públicas por parte de Miguel Abadía Méndez y después fue uno de los fundadores de la Federación Nacional de Cafeteros, en donde trabajó como gerente entre los años de 1930 y 1934.

En ese cargo conoció a más personas de la vida política de Colombia, con quienes hizo relaciones de trabajo adecuadas que le permitieron continuar aumentando su importancia en el país, fue así como en 1938 presidio el IX Congreso Nacional de Cafeteros. Más tarde decidió atender su vida personal porque de alguna la había descuidado, y fue en 1946 cuando nuevamente retoma su carrera política y es nombrado por parte del partido conservador como su candidato a la presidencia de Colombia, con lo cual logró obtener el apoyo de muchas personas y de la población en general.

Educación

Mariano Ospino estudió en el Colegio San Ignacio de Loyola, en Medellín en donde inició el camino de su formación educativa que más tarde le permitiría ingresar a la Escuela de Minas de Antioquia, en donde se graduó como ingeniero de minas en el año de 1914. Una vez de haber finalizado su educación, viajó a otros países como Luisiana, Londres y París, en donde tomó varios cursos importantes relacionados con la producción de azúcar, economía, relaciones laborales, cooperativismo, producción minera y ferrocarriles.

Todo lo que aprendió fue parte clave en el progreso de su vida tanto personal como profesional porque después de haber vivido por un tiempo en cada uno de los países antes mencionados, Ospina decidió regresar a Colombia, en donde continuó con sus aprendizajes pero ésta vez, la situación era diferentes porque se había preparado arduamente para lograr cargos destacables, ayudando a que con el tiempo su economía fuera creciendo cada vez más.

Época en la Presidencia

Ospina Pérez fue el ganador de la presidencia de Colombia y recibió el poder por parte de Alberto Lleras Camargo, formando su gabinete con las personas que consideró necesarias para comenzar una nueva historia en el gobierno del país. Las primeras acciones que realizó fue haber tratado de tranquilizar el ambiente social y político que existía en ese entonces, en donde todos los problemas que se habían dado, provocaron una gran tensión entre los conservadores y liberales.

Fue por eso que decidió entregar a cada uno de los partidos diferentes ministerios y cuando finalizó el año, la corriente de los liberales decidieron renunciaron a estos porque tenían otros intereses. Después, el presidente Ospina Pérez se dio cuenta de que era importante aprovechar la Bonanza Cafetera de la posguerra con la finalidad de incentivar el cultivo de este producto, el cual era considerado como uno de los más importantes, siendo necesario que la producción del mismo se incrementara para movilizar la economía del país.

En el año de 1948 se llevó a cabo la IX Conferencia Panamericana en donde se creó la Organización de Estados Americanos, pero este acontecimiento pasó a la historia porque Jorge Eliecer Gaitán había sido asesinado el 9 de abril en Bogotá, en donde poco después de la muerte de Gaitán, se dio una gran multitud que exigía que la policía entregase al supuesto asesino y quien era Juan Roa Sierra.

Fue así como dicha persona fue tomado por la multitud que quería justicia y fue linchado hasta que murió y su cuerpo fue abandonado desnudo frente al Palacio de Nariño. Tan sólo pasaron cuatro horas de lo sucedido, cuando el centro de Bogotá ardía en llamas y esto alarmó a muchas personas, en donde el presidente Ospina Pérez tuvo que pensar en una acción clave para tratar de calmar a la población y evitar que el centro fuera destruido, además de evitar muertes de personas.

Muchos de los policías que eran seguidores de Gaitán se unieron a los desórdenes dando armas a la gente que quisiera participar en un enfrentamiento, esto hizo que se dieran varios saqueos a edificios públicos, privados, colegios, residencias, tiendas y otros comercios, dándose asesinatos y masacres, por lo que esta situación provocó mucha más tensión en el país. El presidente tuvo que abandonar el país pero éste se negó a hacerlo porque tenía la responsabilidad de enfrentar estos problemas.

La situación empeoró porque ese mismo día se decretó el toque de queda y el ejército nacional logró controlar estos sucesos una semana después de que se habían iniciado. Los disturbios se extendieron a otras regiones de Colombia y eso provocó el inicio del periodo conocido como “La Violencia” y que fue de 1948 a 1953, en donde el gobierno se tuvo que enfrentar a muchos problemas sociales y políticos, además de económicos y de otros tipos.

Los problemas llegaron hasta el Congreso cuando los continuos desacuerdos entre congresistas provocaron el uso de armas y dispararon unos contra otros, dando como resultando varios políticos muertos, incluido el congresista Gustavo Jiménez y el abogado Jorge Soto, en donde éste segundo falleció como resultado de la gravedad de las heridas que tenía. Esto provocó que el presidente declarara el estado de sitio y clausurara las sesiones del congreso.

Después de ese periodo de tempestad en Colombia, Ospina Pérez no se tuvo y logró realizar varias obras importantes como la construcción de las Acerías Paz del Río, la Empresa Colombiana de Petróleos “Ecopetrol” y también realizó la inauguración del oleoducto ubicado entre Barrancabermeja y Puerto Berrio. Se dio la explotación de petróleo que permitió el aumento en la construcción de carreteras y la extensión del tendido eléctrico, así como también se dio la creación de diversas centrales hidroeléctricas.

Ospina logró hacer otras cosas de gran relevancia durante su cargo como presidente de Colombia, entre las cuales destacan el haber creado Telecom, después se construyó el Instituto de Seguros Sociales, el Instituto de Crédito Territorial y el ICETEX que es una institución crediticia para la educación superior y estudios técnicos en el exterior, el cual con el paso de los años éste organismo logró regenerarse y ampliar sus servicios con la finalidad de ofrecer apoyo a los estudiantes para que la educación que se ofrezca sea de calidad para todos.

También creó la Registraduría Nacional del Estado Civil y dos nuevos ministerios que fueron el de higiene y agricultura porque sabía que eran parte importante en el desarrollo económico de país así como aplicar los servicios en los hospitales y mejorar e incrementar las producciones agrícolas. Antes de que Ospina finalizara su periodo presidencial, agradeció el apoyo recibido por parte de su gabinete, debido a que tuvo un equipo de trabajo que apoyo sus decisiones y así fue como logró crear cosas básicas que ya eran necesarias en esa época.

Después de la Presidencia

Fue así como Mariano Ospina entregó el poder a Laureano Gómez en agosto de 1950, porque fue la persona que había ganado las elecciones presidenciales, lo cual se dio por falta del candidato del partido liberal, debido a que continuaba con problemas internos y eso hizo todo cada vez más difícil para los liberales. Después de haber dejado la silla presidencial, Ospina logró formar parte de la Asamblea Nacional Constituyente, que fue un organismo creado para reemplazar el congreso de la república durante el gobierno de Gustavo Rojas Pinilla.

En el año de 1958 Ospina fue nombrado miembro de la Dirección Nacional Conservadora y miembro de la junta directiva del Banco de la República en donde logró hacer cosas muy importantes en pro del país. Debido a la dedicación y trabajo de Ospina, se convirtió en el jefe del partido conservador y como tal se opuso al extremo autoritarismo de Laureano Gómez porque quería hacer muchos cambios en el país, considerando que no beneficiaban a los colombianos.

También Ospina fue una persona que participó activamente en el golpe de 1953 que llevó al poder al general Gustavo Rojas Pinilla, quien era su antiguo ministro de Correos y Telégrafos, por eso le brindó todo su apoyo para que llegara al poder; sin embargo dos años más tarde, el régimen progresista de Rojas entró en contradicción con sus ideales e intereses y eso provocó que Ospina decidiera quitarle su apoyo.

Cabe señalar que después de que Ospina participó en la creación del Frente Nacional, fue sugerido como candidato nuevamente en el año de 1962 y 1974, pero no llegó a obtener el poder y fue así como después Misael Pastrana Borrero se convirtió en su sucesor como líder de la facción ospinista al cual le llamaron "ospino-pastranismo". Más tarde, el ex presidente Marino Ospina Pérez murió el 14 de abril de 1976 en Bogotá.