Manuel Benito de Castro

Manuel Benito de Castro

Biografía

Manuel Benito de Castro nació el 21 de enero de 1751 en Santafé, Colombia. Sus padres fueron el español Manuel Benito de Castro y Teresa Díaz Arcaya y Gumuzio proveniente de Santafé y fue el tercero de siete hermanos. Su vida estuvo llena de altibajos, siempre tuvo el apoyo de su familia para salir adelante y tener una formación sólida, pero tuvo que enfrentarse a diversos problemas durante la mayor parte de su vida.

Fue alcalde de Santafé en el año de 1783, después fue nombrado tesorero de Diezmos y consultor del Santo Oficio. Su gran profesionalismo, responsabilidad y formación, ayudaron para que fuera uno de los personajes más importantes de la historia de Colombia, porque fue una de las personas a las que se le ofreció el título de nobleza de Castilla en el año de 1805 de parte del rey Carlos IV, el cual rechazó por cuestiones personales y políticas.

Después de dicho acto de gran relevancia y peso en esa época, Manuel fue nombrado primer consejero del presidente Antonio Nariño.

Educación

Manuel Benito de Castro estudió en la Compañía de Jesús, teología, gramática y filosofía. Después ingresó a la escuela de Antaño, en donde decidió estudiar la carrera de medicina. Debido a la situación que existía en esa época, tuvo la necesidad de inclinarse por la vida militar, en donde participó como soldado de la compañía de Caballeros Corazas que estuvo formada por el virrey Guirior, cuyo cargo obtenido fue como segundo comandante de la V Compañía de milicias de Caballería y en el año de 1789 fue nombrado teniente coronel, con lo que participó en otros enfrentamientos militares.

Época en la Presidencia

Manuel Benito de Castro fue presidente titular de la República de Colombia en el periodo de 25 de junio de 1812 al 5 de agosto de 1812. Pero para llegar a eso paso por varias situaciones, algunas difíciles y otras positivas, pero siempre demostró valentía y entrega en cada uno de los aspectos de su vida personal y profesional.

Cuando Benito Castro asumió la presidencia de la República el 25 de junio de 1812 después de la cuarta y última renuncia que existió y que fue presentada por Nariño ante el Senado de la República, acosado por la situación que le generó la traición de su ejército que había marchado contra el Congreso Federal al mando del brigadier Baraya.

Una vez en el poder, Críticas a su gobierno: Los textos históricos que hacen referencia a su gobierno destacan más facetas negativas que positivas. Unos le reconocen el hecho de haber donado sus sueldos a la Patria, mientras otros aducen que Benito era un hombre muy rico que poca responsabilidad tenía para gobernar.

Antonio es una persona que debido a su forma de ser, fue descrito como un personaje estrambótico, que se vestía con atuendos pasados de moda y que su tiempo era absorbido por su puntual costumbre de tomar chocolate a determinadas horas del día, así como la de dedicarse a espulgar su perrita, excusa que le pareció suficiente para no presidir un Consejo de Gobierno.

La pasividad de Benito contrastaba con las amenazas de Baraya, quien acentuaba su intención de invadir la ciudad. El ejército no tuvo otro remedio que buscar al presidente Nariño en su hacienda y forzarlo a reasumir el poder.

Después de la Presidencia

Después de haber ocupado la presidencia del país, al haber cumplido con su mandato, Manuel Benito de Castro se enfrentó a otros momentos difíciles cuando unos representantes populares pusieron a Nariño como el presidente, teniendo facultades dictatoriales, fue así que Manuel tuvo que entregar de nuevo el mando. Cuando se dio la reconquista de España en el país, sufrió la persecución por parte de Pablo Morillo y de esta forma, fue enviado al destierro. Tiempo después falleció en Bogota en febrero de 1826.