Manuel de Bernardo Álvarez

Manuel de Bernardo Álvarez

Biografía

Manuel de Bernardo Álvarez nació el 21 de mayo de 1743 en Santafé. Su tío era Antonio Nariño por parte de su madre. Sus padres fueron Bernardo Álvarez y Josefa del Casal. Su familia tenía dinero y eso hizo que se desarrollara dentro de una sociedad elite criolla de aquella época. En el año de 1778 se casó con Josefa Lozano de Peralta, quien era hija del marqués de San Jorge, siendo esto la continuación de una vida llena de lujos, poder y distinción, debido a que dicho marqués era muy rico y popular en la sociedad virreinal. De este matrimonio nacieron ocho hijos, mismos que fueron educados de la misma manera que Manuel de Bernardo.

Manuel siempre mostró tener un punto de opinión muy diferente a los demás, los cuales tenían cierta contrariedad a los gobernantes de la colonia. Esto provocó que participara en varios acontecimientos como por ejemplo del 20 de julio de 1810 en donde se dio a conocer la autoridad del Consejo de Regencia de España. Su vida pública y el reconocimiento que tuvo por otras personas, ayudó a que Manuel formara parte de la junta suprema de gobierno como parte de la comisión de Hacienda, en donde el presidente era José Martín París.

Poco después, Manuel trató de luchar por lograr que la junta otorgara libertad a Antonio Nariño, quien en ese entonces se encontraba preso en Cartagena. Ante esta situación, Manuel participó en un periódico con un gran nivel de importancia con el nombre de “Aviso al Público”, haciendo público lo que pensaba sobre la situación que se vivía en el país aunado al hecho de la defensa de Nariño.

Así fue como comenzó a formar parte de importantes puestos públicos, como por ejemplo en el puesto de delegado de Santafé ante el Congreso Supremo de Provincias, mismo que después lo eligió como presidente. Debido al interés político de hacer que Nueva Granada tuviera un gobierno centralizado con sede en Santafé, pero al no lograrlo, en el año de 1811 se convocó a un Colegio Constituyente que creó el Estado de Cundinamarca, en donde eligió a Jorge Tadeo Lozano como su primer presidente.

Es elemental señalar que el nuevo mandatario era cuñado de Manuel de Bernardo, qien unió sus fuerzas con su sobrino Antonio Nariño, en donde a través del periódico llamada “La Bagatela” hizo público una serie de cosas en contra de su persona, siendo el 19 de septiembre de 1811 cuando finalmente se logró forzar la renuncia de Jorge Tadeo Lozano y su propio ascenso al poder del país.

A pesar del ambiente político tan pesado que existía en ese entonces, Manuel de Bernardo siempre demostró su apoyo a Nariño, aun cuando la situación no los favorecía del todo, su empeño centralista estuvo amenazado debido a que las personas con ideas federalistas habían ganado lugar en el país, mismas que estuvieron impulsadas por el Congreso de las Provincias Unidas, que en Tunja era presidida por Camilo Torres. Fue así como después Manuel de Bernardo asistió como representante de Cundinamarca al congreso convocado por los federalistas en el año de 1812, en donde tuvo la oportunidad de defender sus ideas centralistas pero eso provocó que fuera enviado a prisión.

El tiempo hizo que las cosas se calmaran, hasta que llegó el 23 de abril de 1813, cuando Manuel de Bernardo fue elegido como representante de Zipaquirá al Colegio Electoral de Cundinamarca, en donde la corporación lo eligió su presidente el 13 de junio con la finalidad de que realizara las sesiones que se extendieron hasta el 9 de agosto. En ese periodo, el poder legislativo le dio el grado de teniente general al presidente Nariño, además de poder sobre las fuerzas militares, siendo por Nariño cuando se declaró formalmente la independencia absoluta de España y cualquier gobierno nacional o extranjero distinto al propio de Cundinamarca.

Ante esto, la corporación designó a Manuel de Bernardo como sucesor del coronel Luis de Azuola en la gobernación del Estado. Después, el 9 de junio del mismo año (1813) Manuel fue nombrado superintendente de la Casa de Moneda porque se reemplazó a Lino de Pombo, porque fue enviado como coronel de un regimiento que marcharía con rumbo al sur.

Educación

Manuel de Bernardo Álvarez fue abogado y político, pero antes de ser esto, inició con una vida llena de educación gracias a la familia apoderada de la que provenía. Tuvo beca en el Colegio Mayor de San Bartolomé, en de donde obtuvo el grado o título en jurisprudencia en el año de 1768. En ese mismo año logró ingresar a la Real Audiencia como abogado, debido a que destacó, entre otros abogados que se también se habían titulado.

Esto ayudó para que después obtuviera cargos como ordenador del Tribunal de Cuentas de Santafé y de la Casa de Moneda de Popayán y como contador principal del Tribunal de Cuentas de Santafé. Posteriormente, fue miembro del cabildo de la capital virreinal durante muchos años. Estos cargos son un ejemplo de cómo después de haber terminado sus estudios, logró salir adelante e ingresar a la vida política y pública del país, en donde habían más personas importantes que busca de cargos destacables y poderosos.

Época en la Presidencia

Manuel de Bernardo Álvarez logró ser presidente de Cundinamarca como reemplazo de su sobrino, quien dejó la presidencia para asumir el mando de los ejércitos unidos de Cundinamarca y las Provincias Unidas de Nueva Granada en la campaña al sur. Entró al poder el 29 de agosto de 1813 y su periodo finalizó el 12 de diciembre de 1814. Su administración se caracterizó por haber defendido los lineamientos centralistas del general Antonio Nariño.

Es elemental señalar que cuando se dio la invasión de tropas españolas en la parte sur del país, Nariño se vio en la necesidad de asumir la dirección del ejército de Cundinamarca y el de las Provincias Unidas de Nueva Granada, quienes se habían unido para tener más fuerza y poder en los enfrentamientos. Esto provocó que en su lugar se designara a Manuel de Bernardo como mandatario interino.

Después de lo sucedido, el 21 de septiembre de 1813 Antonio Nariño tuvo que dejar la ciudad para dirigir al ejército, siendo así como se dio inicio a la presidencia de su tío, Manuel de Bernardo Álvarez, quien desde sus inicios mostró tener un gran compromiso con el modelo centralista y la independencia de Cundinamarca, lo cual se dio hasta cuando después se dio la derrota y entrega de Nariño a las puertas de Pasto en mayo del año de 1814.

Lo sucedido provocó que el Colegio Electoral tuviera que elegir a Manuel de Bernardo como dictador durante un periodo de seis meses. Una de las primeras acciones que Manuel hizo, fue lanzar una convocatoria para reclutar a los hombres de entre 18 y 50 años a integrarse al ejército en defensa de la ciudad. Fue así como después, el 21 de octubre se realizó la Junta Nacional con la finalidad de estudiar la conminación de Camilo Torres para que entregara la ciudad y el poder del Estado al Congreso de las Provincias Unidas, en donde se respondió al día siguiente, que iban a defender la independencia de Cundinamarca pasara lo que pasara, aun teniendo de poner en riesgo du vida.

El 18 de noviembre Manuel de Bernardo puso fin a la dictadura en medio de un gran festejo, lo cual provocó otras situaciones en el país, pero el 24 del mismo mes, dio la autorización a las personas que no apoyaran su gobierno para que dejaran la ciudad y se fuera a otro lado, dándoles la oportunidad de tener un pasaporte para que pudieran tener ocho días para transitar por el territorio del Estado.

El ambiente cambió drásticamente cuando el 29 de noviembre, el Congreso de Tunja declaró la guerra a Cundinamarca, en donde el gobierno de Manuel de Bernardo logró resistir el ataque de las tropas que eran comendadas por el general Simón Bolívar. Posteriormente, Manuel de Bernardo envió a Jorge Tadeo Lozano y a José Ramón Leyva como negociadores ante estos enfrentamientos sangrientos, pero al no ceder en sus pretensiones, Bolívar obligó a ambas personas a regresar a Cundinamarca y fue así como después se apoderó de la ciudad, sometiéndola al control del gobierno elegido en el Congreso desde Villa de Leyva el 5 de octubre de 1814.

La historia también señala que Manuel de Bernardo se vio en la necesidad de entregar el poder, al verse en una situación que se complicaba cada vez más. Posteriormente, continuó en el cargo de superintendente de la Casa de Moneda mientras que el Estado de Cundinamarca continuó regulado por su Colegio Electoral, que debido a la falta de un gobernante, fue presidido por José Sanz de Santamaría el 19 de diciembre. Fue así como al día siguiente José Miguel Pey fue nombrado gobernador de Cundinamarca e Ignacio de Vargas fue el juez político.

Después de la Presidencia

Después de todo lo que vivió Manuel de Bernardo, al dejar la presidencia se retiró de la vida pública y política, por estar en desacuerdo con el rumbo político que había tomado la nación. Su salud se vio afectada por lo que vivió, siendo Morillo quien poco después ordenara su detención el 6 de septiembre y cuatro días más tarde el 10 de septiembre de 1816, a la edad de 73 años fue ejecutado por un pelotón de fusilamiento en el Parque Santander de su ciudad natal, con lo que su vida se terminó debido al poder que tenían otras personas.