Pedro Nel Ospina Vázquez

Pedro Nel Ospina Vázquez

Biografía

Pedro Nel Ospina Vásquez nació el 18 de septiembre de 1858 en Bogotá, Colombia. Su padre fue Mariano Ospina Rodríguez, quien fue presidente de Colombia entre 1857 y 1861, y su madre Enriqueta Vásquez. Debido a los movimientos que se dieron en la política, después de que su padre Mariano saliera del poder, fue perseguido por Tomás Cipriano de Mosquera, lo cual provocó que toda la familia tuviera que irse de Bogotá, refugiándose en Guatemala, lugar en donde estudió Pedro.

Debido a que tuvo que interrumpir sus estudios cuando regresó a Colombia, se unió a las filas militares, formando parte del batallón que viajó a Cauca para participar en la batalla de los Chancos, Garrapata y Arenillo. Gracias a su equipo de enfrentamiento, lograron derrotar a los liberales en Manizales y Antioquia, dirigido por el general Marceliano Vélez, esto eso fue parte del adecuado trabajo en equipo que su grupo realizó en los enfrentamientos.

Cuando estalló otra guerra civil en el año de 1885, Pedro Nel Ospina fue enviado a los Estados Unidos para comprar el armamento necesario que se iba a utilizar en los enfrentamientos militares. Después de que regresó a Colombia, decidió viajara Panamá, en donde logró presidir el consejo de guerra, lugar en donde se juzgó y condenó a muerte a Pedro Prestán después de que se dio el incendio de Colón en el mes de agosto de 1885, haciendo que la situación fuera complicada en muchos aspectos.

Más tarde, Pedro Nel Ospina logró obtener un trabajo como profesor de inglés en la escuela de Santo Tomás y su desempeño hizo que fuera reconocido como una persona preparada y dedicada en su trabajo, fue así como en 1887 fue nombrado rector de la escuela de minas de Medellín. En el año de 1890 formó parte de la asamblea de Antioquia, en donde conoció a otras personas que más tarde, lo ayudarían a obtener puestos importantes en la política colombiana.

Cabe decir que una de las características más importantes sobre Pedro, es que como empresario fue muy exitoso, haciendo negocios que lo ayudaron a salir adelante, lo cual hizo que con el tiempo hiciera una fortuna, obteniendo varias haciendas cafeteras y siendo socio de diversas compañías agrícolas y de otro tipo, esto es parte de un claro ejemplo del arduo trabajo que desde muy joven inició, contando con el apoyo de varias personas.

Más tarde, debido a las crisis que se dieron en Colombia, Pedro Nel Ospina fue llamada por el ejército conservador para que participara en los combates que se iban a realizar, con motivo de la derrota de este en la Batalla de Peralonso del 15 de diciembre de 1899, en donde estuvo acompañado por Carlos Eugenio Restrepo. En el mes de noviembre de 1901 participó en un combate en la batalla de Corozal, en donde lograron derrotar a Rafael Uribe Uribe, pero cuando estaba cerca de Riochacha tuvo que retirarse debido a que se enfermó y así no iba a poder seguir combatiendo.

Después de haberse mejorado, José Manuel Marroquín nombró a Pedro Nel ministro de guerra. Cabe señalar que en ese entonces una facción del partido conservador estaba en desacuerdo con la forma de gobernar de Marroquín y eso provocó que planearan devolver el puesto al legítimo presidente Manuel Antonio Sanclemente, lo cual se iba a realizar mediante un golpe de estado y entre los involucrados estaba Pedro.

Con todo lo que sucedió en esos momentos, Marroquín se dio cuenta de los planes que tenían y decidió ordenar la captura de los conspiradores, desterrándolos del país, entre los cuales estaba Ospina. Cuando sucedió esto, Pedro tuvo que viajar a México en donde estuvo por un tiempo, después se fue a Europa y más tarde a Estados Unidos. Así pasó el tiempo hasta que en el año de 1902 regresó a Medellín, en donde tenía una fábrica de textiles y ahí trabajó de forma diaria, además de atender las haciendas cafeteras que tenía.

Más tarde, ese mismo año decidió que era el momento idóneo para contraer nupcias con su novia Carolina Vásquez. En 1903 comenzó sus movimientos políticos en el país, logrando participar junto con Rafael Reyes y Carlos Eugenio Restrepo, en una comisión que se destinó para tratar de solucionar las tensiones que existían entre Colombia y los Estados Unidos, debido a la separación que se había dado con Panamá. Ante este problema, Estados Unidos no mostró tener importancia en las demandas de los colombianos, lo cual complicó más las cosas.

Fue así como después de todos los esfuerzos que hicieron, esa comisión fracasó y se dio la separación formal y oficial entre Panamá y Colombia, dando como resultados la firma del tratado entre Panamá y Estados Unidos para la construcción del canal. Posteriormente, entre los años de 1903 y 1910 Pedro Nel fungió como senador de la república, siendo precisamente en esa época cuando tuvo ciertos problemas con el entonces presidente de Colombia, Rafael Reyes, porque se decía que era de alguna menta, complaciente con el gobierno de USA.

Después de que el presidente Reyes decidió renunciar a la silla presidencial, Ospina formó parte de la Asamblea Nacional Constituyente y su trabajo ahí, hizo que tuviera la simpatía de más personas y en 1910 fue nombrado embajador en Washington, representando a Colombia de manera histórica y después obtuvo el mismo cargo pero esta vez fue en Bruselas y en Ámsterdam. Cuando su cargo finalizó, regresó a Colombia y ahí trabajó como representante en la Cámara en el año de 1913 y cuando Marco Fidel Suarez gobernaba el país, Pedro Nel fue nombrado primer designado y gobernador de Antioquia en 1918.

Educación

Pedro Nel Ospina estudió en Guatemala en la escuela jesuita, después varios años, Pedro regresó a Colombia, asistió a la Universidad Nacional de Antioquia en 1871 para estudiar medicina. Sin embargo interrumpió sus estudios debido a la guerra civil de 1876, incorporándose a las tropas conservadoras. Después de que la guerra se terminó, en el año de 1877 Pedro decidió viajar a Estados Unidos con la finalidad de estudiar Ingeniería de Minas en la Universidad de Berkeley en el estado de California. También vivió durante un tiempo en Alemania y Francia, pero en 1882 volvió a Colombia.

Época en la Presidencia

En el año de 1922, Pedro Nel Ospina se lanzó como candidato único por el partido conservador para contender por la silla presidencial, otro de los candidatos fue del partido liberal, el general Benjamín Herrera. Las votaciones favorecieron a Pedro Nel y fue así como esto se hizo de manera formal, entrando al poder en el año de 1922 y gobernó hasta 1926, por lo cual se convirtió en el sucesor de Jorge Holguín.

Cabe decir que antes de que entrara al poder, el país estaba en una época muy complicada en cuestión económica, política y social, como el caos que se dio con los sectores de la vida nacional, en donde la clase obrera emprendió varias protestas contra el gobierno. La primera estrategia del nuevo presidente Ospina, fue invitar a formar parte de su gobierno a Herrera pero no aceptó.

Sus esfuerzos se centraron en el manejo de los fondos públicos, porque era necesario regenerarlos para hacer que todo mejorara poco a poco. Implementó un programa que se enfocó en el trabajo unido de los distintos niveles de gobierno para el beneficio común, en respetar el sufragio y en tomar en cuenta las necesidades básicas de la población. De esta forma, una vez entrando al poder, Ospina llevó a cabo varias acciones que fueron consideradas como necesarias en esa época.

Un punto elemental que benefició al país fue el haber recibido la indemnización de Estados Unidos por la pérdida de Panamá, con la cantidad de 25 millones de dólares, los cuales contribuyeron a grandes avances en el país. Algunos ejemplos de esto, fueron la continuación de varias obras públicas que se habían detenido debido a la economía inestable en gobiernos anteriores, además de que se favorecieron varias obras nuevas.

También se modernizó la industria, además del adelanto en materia ferroviaria, logrando impulsar la infraestructura nacional y todo eso ayudó para que los colombianos se unieran más y así contribuyeran en la mejora de cada rincón del país. Otro de los acontecimientos históricos, fue cuando planeó invitar a liberales para formar parte de su gabinete, pero nadie aceptó la oferta de Ospina por respeto a su partido y a sus ideas políticas.

Cabe decir que su gobierno fue muy popular, entre los primeros puntos está el haber hecho que a Colombia llegara un grupo de expertos en economía que era conocido como La Misión Kremmerer, la cual estuvo dirigida por Edwin Walter Kremmerer, para hacer que dicho ámbito mejorara en todo el país, lo cual le fue aplaudido por la población. El resultado de la investigación y trabajo de los expertos, fue la creación del Banco de la República, la Contraloría General de la República y el Banco Agrícola Hipotecario.

De esa forma fue como se dio una adecuada organización a las finanzas nacionales y esto permitió que los gastos se equilibraran así como también los ingresos. Con el tiempo se fue viendo el avance en este punto y más tarde, se creó la Superintendencia Bancaria, la cual se hizo como un organismo técnico que se adscribió al Ministerio de Hacienda y Crédito Público, otorgándole autonomía administrativa y financiera.

Después de los años, su nombre cambió a lo que se conoce hoy como “Superintendencia Financiera de Colombia” y es el Presidente de la República quien con base a lo que marca la ley, puede ejercer la inspección, vigilancia y control sobre las personas que realicen actividades financieras, bursátiles, de aseguradora, etc., mediante dicho organismo, como una forma de hacer que la economía del país esté equilibrada, se preserve, sea segura, de confianza y permita la mejora, el aprovechamiento o inversión de recursos captados de las personas.

Los datos históricos señalar que Pedro Nel Ospina fue el primer presidente que centró sus esfuerzos en el progreso general del país, además de que empleó el avión para misiones oficiales, en donde pudo viajar cómodamente para atender de manera persona y rápida las diversas situaciones que se dieron en Colombia. También logró desarrollar las vías de comunicación a cuya época se le conoció como la danza de los millones.

Esos logros estimularon otras cosas que marcaron el desarrollo del país, lo cual se realizó poco a poco y basándose en un plan de obras públicas, bajo la dirección de sus dos ministros en dicho ámbito, Aquilino Villegas y Laureano Gómez. Cuando se construyeron más vías férreas, esto provocó que se diera un gran impulso y progreso de todo Colombia, debido a que se construyeron cerca de 1500 kilómetros de línea férrea y tan sólo en el año de 1930 ya había 2700 kilómetros.

Esas facilidades de caminos y comunicación lograron reflejarse en la llegada y salida de personas desde varios puntos del país, además de notarse el incremento en las exportaciones de café, cuyo producto es uno de los más importantes desde tiempos pasados y así continúa en la actualidad, gracias a los esfuerzos de otros gobiernos que fueron antes de Pedro Nel Ospina, por lo que este presidente también tomó cartas en el asunto y contribuyó en la mejora para este producto comercial de gran relevancia.

Posteriormente construyó la ruta del ferrocarril del Pacífico y firmó un contrato para realizar la construcción del muelle de Buenaventura. Todo esto fue favoreciendo a la población y también se reflejó en el incremento de la aviación comercial, mediante la formación de la empresa Colombo-Alemana llamada “SCADTA” y se trató de la primera compañía de aviación en América Latina, en donde el uso del correo aéreo, también permitió una mayor integración del país a la economía mundial.

Más tarde se llevó a cabo la construcción del oleoducto Barrancabermeja-Cartagena y fue inaugurado en el mes de junio de 1926, haciendo que más personas se beneficiaran con esto. Fue así como al ver que las acciones que se habían ejecutado de forma adecuada, lograron mejorar muchas cosas en Colombia, Pedro Nel Ospina pensó en que era tiempo de crear un banco agrícola que diera a los agricultores, la oportunidad de mejorar y solicitar préstamos y apoyos económicos, fue así como esto se hizo realidad con el Banco Agrícola Hipotecario.

También se enfocó en la preparación de los oficiales del ejército, por lo que se realizaron varios proyectos para mejorar la preparación científica de los oficiales, por lo que tuvo que llevar a Colombia una misión especial para tal fin y era proveniente de Suiza. Después se preocupó por la educación, haciendo que una misión pedagógica alemana, compuesta por personas destacadas como Anton Etiel, Carl Deckers y Carl Glockner, fueran a Colombia para reformar la instrucción pública en el año de 1924.

Dicha reforma no se realizó de la manera esperada, debido a la oposición que se dio en ese momento, además de la intervención del clero, por lo que ese proyecto se afectó ya que entre los puntos básicos estaba el reformar los niveles primaria, secundaria, la universidad y el magisterio, así como mejorar los pagos para los profesores para que se profesionalizaran en la enseñanza y así ofrecer una educación de calidad.

A pesar de no haber obtenido resultados inmediatos y favorables, durante el gobierno de Ospina se vio un crecimiento en la instrucción pública. Más tarde, decidió que era momento de reglamentar el ejercicio de la dentistería y el servicio de higiene pública, por lo que en poco tiempo pudo comprar el Laboratorio Samper-Martínez, en donde debido a los malos manejos del personal, no prosperó. Después inauguró el edificio para el Laboratorio Nacional de Higiene, que fue dirigido por el doctor Pablo García Medina.

También mejoró los hospitales que ya existían, mediante la construcción y mejoramiento de los mismos, por otro lado mejoró los acueductos, carreteras, plantas físicas y aumentó las raciones para los enfermos. Cabe señalar que otro de los aspectos que más le dio peso a los esfuerzos de Ospina, fue que haber llevado la misión de expertos extranjeros financieros, dirigida por Edwin Walter Kemmerer, quienes llegaron a Colombia en 1924.

Otro punto trascendental fue que se llevó a cabo la organización del Ministerio de Hacienda y de Crédito Público para la recaudación de rentas, impuestos y la regulación de gastos de las personas, por lo que después fue necesario crear la Contraloría General de la República CGR y se nombró como el máximo órgano de control fiscal del Estado, con la misión de procurar el uso adecuado de los recursos y bienes públicos, además de lograr a la modernización del país.

Otro aspecto que es fundamental señalar fue que gracias a los esfuerzos por parte de Pedro Nel Ospina, se logró la restructuración del organismo económico a nivel nacional, en donde también se creó la ley de fuerza restrictiva del presupuesto, que hizo más fuerte la economía, dando los cimientos del crédito del Estado, por lo cual después fue necesario crear el Departamento de Contabilidad y la Contraloría, para que todo pudiera funcionar de manera articulada y adecuada.

Poco después se crearon más establecimientos bancarios, así como más negocios y tiendas de todo tipo, los cuales fueron regulados y provocaron que más personas tuvieran empleos bien remunerados, fomentando así la actividad comercial para después crear la famosa ley de impuesto sobre la renta, haciendo que la economía diera un gran paso en el progreso de todo Colombia, mejorando considerablemente los recaudos, desahogando el fisco, lo que a su vez hizo que mediante el cobro de impuestos, tasas y contribuciones, se pudieran solventar necesidades de los contribuyentes.

El presidente Ospina también se centró en la cuestión de relaciones exteriores porque sabía que era algo necesario para fortalecer el país y tener tratos cordiales y económicos con otros del extranjero. Por lo que, una de las primeras acciones en cuanto a eso fue que en el año de 1924 logró restablecer las relaciones con Panamá y fue así como se logró la firma de los límites definitivos entre las dos naciones.

También pudo fijar los límites territoriales con Venezuela, debido a que se comenzaban a dar algunas diferencias sobre ese aspecto. Con el apoyo de Concha se logró reorganizar los ministerios como el gobierno como punto principal y después a los servicios de correos y telégrafos, hacienda y crédito público, las industrias, la instrucción y salubridad, así como las obras públicas de Colombia.

Su historia de vida fue una de las más fuertes e interesantes en los presidentes que tuvo Colombia, debido a que supo cómo conformar a su gabinete de gobierno, porque Ospina sabía que de ellos también dependerían los grandes cambios que logró hacer, debido a que con su apoyo, pudo concluir muchas obras y hacer de Colombia un país fuerte, transformado y mejor para todos, haciendo que comenzara a figurar en el exterior como un lugar de progreso y desarrollo.

Fue así como su gabinete de gobierno estuvo formado por personas sobresalientes en la política como por ejemplo Miguel Jiménez López, José Ulises Osorio, Miguel Abadía Méndez y Ramón Rodríguez Diago. En cuanto a los puestos de Ministros de Relaciones Exteriores estuvo Jorge Vélez, Carlos Adolfo Urueta y Eduardo Restrepo Sáenz. En cuanto al puesto de Ministro de Hacienda estuvo Félix María Salazar Jaramillo, Aristóbulo Archila y Jesús María Marulanda.

Los Ministros de Guerra fueron José Ulises Osorio, el general Alfonso Jaramillo, el general Carlos Jaramillo Isaza y Francisco Sorzano. El cargo de Ministro de Industrias fue el general Diógenes A. Reyes y Carlos Bravo. El cargo de Ministro de Instrucción y Salubridad Pública estuvo a cargo de Alberto Portocarrero, Emilio Ferrero, Miguel Arroyo Díez, Juan Nepomuceno, Leandro Medina y José Ignacio Vernaza Gómez.

En cuanto a otros cargos que también fueron fundamentales para mejorar el problema que existía con los agricultores y comerciantes, estuvo el Ministro de Agricultura y Comercio Antonio Paredes. El Ministro de Correos y Telégrafos fue el general Manuel M. Valdivieso y Francisco Carbonell González. La economía se basó en los esfuerzos que también demostró sus Ministros del Tesoro, el general Benjamín Herrera Cortés y Gabriel Posada Villa.

Finalmente otro ejemplo de un cargo preponderante en el gobierno fue el Ministro de Obras Públicas a cargo de Laureano Gómez Castro, Alejandro López, Germán Uribe Hoyos y Aquilino Villegas Hoyos. Todos y cada una de esas personas mencionadas, fueron pieza clave para que el gobierno de Pedro Nel Ospina fuera reconocido como uno de los mejores que tuvo Colombia, porque gracias a ellos, se lograron llevar a cabo mejoras continuas que permitieron el desarrollo de sus habitantes, quienes habían viviendo episodios muy problemáticos en el pasado.

Después de la Presidencia

Cuando finalizó el periodo presidencial de Pedro Nel Ospina en el año de 1926, se lograron importantes resultados de los cambios que hizo durante su gestión, un ejemplo de eso fue que las vías férreas que se construyeron tenían el doble de lo que había con cerca de 900 kilómetros, haciendo que más lugares pudieran comunicarse y así estimular el comercio entre muchas zonas.

Además de eso llevó a cabo el contrato para la construcción de más vías, de las cuales se lograrían 2.700 kilómetros en el año 1930. El comercio fue uno de los aspectos que más se beneficiaron, al haber hecho que las personas tuvieran una mejor comunicación y vías de transporte, impulsando las exportaciones de café a otras partes donde antes no se había llevado.

Cabe decir que otros de los aspecto relevantes fueron los vuelos comerciales, porque eran más y las personas comenzaron a viajar con más frecuencia, hasta llegar al momento en que fueron habituales, estableciendo el sistema de correos aéreos cuando finalizó su gobierno. La construcción que había hecho del acueducto entre Barrancabermeja y Cartagena se finalizó en junio de 1926, poco antes de finalizar su gobierno.

En cuanto a lo político, social y diplomático, podemos decir que su historia de vida alude a que en 1924 los problemas que tuvo Colombia con Panamá se resolvieron favorablemente, mejorando las relaciones entre estos dos países pero sobre todo, respetando sus límites territoriales. Todo lo que hizo en su administración frente a Colombia, favoreció a todo el país, porque marcó el principio de una nueva era en cambios y mejores que eran necesarias para continuar con el desarrollo de los colombianos.

Así como Pedro Nel Ospina concluyó su presidencia, entregando el poder el 7 de agosto de 1926 a Miguel Abadía Méndez, quien después de haber sido electo para la silla presidencial, ganó porque no tuvo ningún contendor liberal, haciendo que los votos lo favorecieran de manera especial. Fue así como Ospina se retiró de la vida política y decidió vivir en paz, alejados de todos para poder continuar con lo que le quedaba de vida y vivir de manera más tranquila.

Su recuerdo quedó en cada una de las acciones y creaciones que se hicieron en Colombia, quienes recuerdan a Nel Ospina como una persona honesta, trabajadora y entregada en cada uno de los cargos que tuvo antes de llegar a ocupar la silla presidencial. Su esfueroz dio frutos y eso es algo que quedó como parte de la historia de dicha nación, la cual después continuó con esta ola de mejoras gracias a los siguientes gobiernos que se dieron.

El programa que hizo de Ospina, una persona de grandes responsabilidades y que ofreció lo mejor como persona, se basó en el esfuerzo común y compartido de todos, siendo elemental unir fuerzas para sacar adelante al país en todos los sentidos, atendiendo las necesidades de la población y sobre todo, tomando en cuenta cada una de las demandas que se venían en Colombia, respetando la pureza del sufragio.