Rafael José Urdaneta y Farías

Rafael José Urdaneta y Farías

Biografía

Rafael José Urdaneta y Farías fue hijo de Miguel Jerónimo Urdaneta Barrenechea y Troconis, y de María Alejandrina Farías Jiménez de Urdaneta, los eran españoles. Nació el 24 de octubre de 1788 en Maracaibo, Venezuela. Sus primeros años los pasó estudiando y su tío Martín de Urdaneta y Troconis fungía en 1804 como contador mayor del Tribunal de Cuenta de la Real Audiencia de Santa Fe de Bogotá.

Cuando Rafael fue a Santa Fe a estudiar, fue nombrado Oficial Tercero del Tribunal, cuyo puesto se basó en ser responsable por los pagos a las tropas del Virreinato de Nueva Granada. Este trabajo lo ayudó para que aprendiera muchas cosas sobre administración de personal militar y debido a su gran esfuerzo y al compromiso que siempre mantuvo, fue felicitado por la Junta de la Real de Hacienda del Virreinato del país mencionado.

Educación

Rafael comenzó su vida estudiando sus primeras letras en Maracaibo. Ingresó al Seminario de Caracas donde cursó Latinidad. Regresa a su ciudad natal en 1799, donde estudió Filosofía en el convento franciscano. Con el fin de ampliar su formación intelectual. En Santa Fe en 1804 estudió en el Colegio de San Bartolomé y fue nombrado Oficial Tercero del Tribunal.

El 20 de julio de 1810 formó parte de un movimiento revolucionario y tres días después, se incorporó a las filas del batallón de voluntarios de la Guardia Nacional. Cabe decir que el 1 de noviembre del mismo año se creó el primer batallón de la Nueva Granada en donde gracias a su ardua labor, a su compromiso con los cargos que antes había tenido, fue nombrado como teniente.

Todo esto hizo que continuara ascendiendo en su carrera militar, en donde después participó en varias acciones lideradas por Simón Bolívar en donde Rafael se destacó bajo las órdenes del coronel José Félix Ribas en la batalla de Niquitao el 1813. Esto tuvo buenos resultados porque Bolívar hizo pública su admiración ante un hombre que había demostrado gran valor e inteligencia en todas las acciones y encomiendas que se le habían asignado. Fue un militar y político venezolano, prócer de la independencia de Venezuela y último presidente de la Gran Colombia.

Época en la Presidencia

Es importante decir que gracias a su carrera militar, Rafael fue continuó siendo protagonista de otras acciones militares en donde Bolívar le otorgó el puesto de jefe antes de llevarse a cabo la batalla de Carobobo. En el año de 1824 lo nombraron Intendente (cargo de Presidente por un tiempo) del Zulia, su personalidad siempre le ayudó a destacarse entre las personas, además de que fue uno de los jefes más leales que tuvo Simón Bolívar.

Cabe señalar que Urdaneta fue quien juzgó a los que estuvieron inmiscuidos en la Conspiración Septembrina, en donde culpó a Francisco de Paula Santander, condenándolo en un juicio sumario, pero se violaron los derechos del proceso y el de tener un abogado para su defensa. Poco después el Congreso Admirable hizo todo lo posible por ayudar a salvar la obra de Bolívar y la unidad de la Gran Colombia, en donde Urdaneta fue una de las personas que adquirió importancia por todo lo que había hecho antes.

Tiempo después, se llevaron a cabo varias acciones como la batalla realista en donde Urdaneta y Joaquín París Ricaurte trataron de impedirla por los llanos de Casanare y la cordillera de los Andes, situación que inició a las cinco de la mañana y finalizó a las cuatro y media, en donde inesperadamente Urdaneta y sus hombres fueron derrotados pero tanto él como otros, lograron escapar a Cácota de Velasco.

Después de la Presidencia

En el año de 1832 Rafael Urdaneta fue desterrado de Colombia y Venezuela le cerró sus puertas, después de esto se le permitió vivir en la provincia de Coro y debido a que no pudo regresar a su país, perdió su fortuna. En dicho lugar tuvo el honor de ser elegido como representante al Congreso. Sus esfuerzos y la confianza que brindó a otras personas, hicieron que fuera nombrado Ministro en el gabinete del presidente Carlos Soublette.

La historia también señala que su última actuación como político fue en 1845 cuando lo nombraron ministro plenipotenciario, en donde fue enviado extraordinario de Venezuela ante el gobierno de España, con el objetivo de entregar las ratificaciones del Tratado de Reconocimiento, de Paz y Amistad. Sin embargo, para ese entonces y desafortunadamente, Rafael se enfermó durante ese viaje y al ser revisado por doctores en Londres, se les aconsejó una intervención quirúrgica pero su trabajo era más importante para él, por lo que aplazó esto para terminar la misión que le había sido encomendada.