Tomás Cipriano de Mosquera y Arboleda

Tomás Cipriano de Mosquera y Arboleda

Biografía

Tomás de Mosquera nació el 26 de septiembre de 1798 en Popayán, Nueva Granada. Su padre fue José María de Mosquera-Figueroa y Arboleda y su madre fue María Manuela de Arboleda y Arrachera. Ambos pertenecieron a dos familias apoderadas y reconocidas en la vida pública del país. Desde pequeño fue guiado por su familia para desarrollarse en el ambiente militar. Pasó por muchas cosas durante sus estadios, pero fue hasta el año de 1813 cuando ingresó en las filas del ejército patriota que fue dirigido por Antonio Nariño.

Cabe decir que Cipriano tuvo muchas personas que lo apoyaron durante su vida pero también existieron quienes sólo pensaban cosas negativas de él y de su familia. Los primeros pensaban que era una persona déspota, proveniente de una familia esclavista, así como otras características negativas como: soberbio, arbitrario, extremista, con una vida llena de escándalos, etc., en el lado positivo fue considerado como todo lo contrario, siendo reconocido como una persona son gran sensibilidad social, audaz, interesado en ayudar para que su país avanzara, etc.

Cipriano formó parte de las filas de combate en defensa de la República en 1824, movimiento que se realizó en contra de Agustín Agualongo. Cipriano mostró una gran empatía por el centralismo; obtuvo un cargo muy importante cuando en 1840 fue nombrado secretario de Guerra durante el gobierno de José Ignacio de Márquez. Cinco años más tarde fue nombrado Presidente del país.

Se casó dos veces, tuvo tres hijos dentro de sus matrimonios y cinco más fuera del matrimonio. Esta es una muestra de lo difícil que fue su vida privada, y estos fueron motivos por los cuales su vida siempre tuvo altibajos, y como era parte de la vida pública, las personas que estuvieron en contra de él, siempre pensaron las cosas malas sobre él y su familia; sin embargo, su fortaleza fue mucho mayor y aprendió a salir adelante ante las situaciones negativas que vivió.

Educación

Tomás Cipriano fue independentista y político, su educación estuvo encaminada en lograr cosas importantes en estos dos aspectos. Cabe decir que no tuvo un título universitario pero destacó por haber sido autodidacta, aprendió latín, inglés, francés e italiano. Su interés en aprender ayudó a formarse como matemático, geógrafo e historiador, cuyo talento le ayudó a escribir varios libros sobre estos temas, los cuales fueron muy buenos y de lo que obtuvo grandes beneficios.

Época en la Presidencia

Tomás Cipriano ocupó la presidencia en cuatro periodos, el primero inició el 1 de abril de 1845 y finalizó el 1 de abril de 1849, el segundo periodo fue del 18 de julio de 1861 al 4 de febrero de 1863, el tercero fue del 14 de mayo de 1863 al 8 de abril de 1864 y su cuarto periodo fue del 22 de mayo de 1866 al 1 de noviembre de 1867.

En el año de 1845 Tomás Cipriano de Mosquera y Arboleda obtuvo el puesto de Presidente del país, el cual tuvo hasta el año de 1849. Su gobierno fue reconocido por promover una economía exportadora, con lo que logró transformar la industria estatal del tabaco. Con el paso del tiempo, reorganizó el sistema monetario y fue así como después introdujo el sistema métrico de pesas y medidas. Asimismo, logró intensificar la parcelación de tierras comunales de los indígenas.

Años más tarde reguló la navegación a vapor a través del río Magdalena y se inició la construcción de un ferrocarril en el istmo de Panamá. Cabe decir que junto con su secretario de Hacienda Florentino González logró eliminar varios impuestos coloniales que aún en esa época continuaban funcionando pero en poco tiempo Cipriano puso todo su interés y empeño en mejorar las condiciones económicas de su país.

Entre otros aspectos que lograron beneficiar al país, se encuentran el comienzo de la política de escisión del Estado y la iglesia católica. Se iniciaron las obras de construcción del Capitolio Nacional de Colombia, se llevó a cabo el primer censo nacional de Colombia y promovió la navegación a vapor por el río Magdalena en 1849. Cabe decir que durante este tiempo, Cipriano tuvo algunos problemas con las personas que lo habían apoyado para estar en la presidencia.

Segunda Presidencia

Cipriano obtuvo un segundo periodo presidencial, el cual inicio en 1861 y finalizó en el año de 1863. Trabajó arduamente por continuar las cosas que en su primera presidencia había logrado con ayuda de su gabinete. Su objetivo era transformar a su país, por lo que fortaleció la educación pública, siendo en el año de 1861 cuando fundó el Colegio Militar en donde sería la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Colombia. En cuanto al aspecto político, Cipriano emitió una serie de decretos en donde se señalaba lo elemental de controlar el poder de la Iglesia Católica. Esto provocó que se expropiaran las tierras de la Iglesia.

Por un decreto del 8 de mayo de 1860, Mosquera declaró separado el Estado del Cauca de primera confederación de la Nueva Granada. Fue en ese entonces cuando esta situación provocó una guerra que duró hasta finales del año de 1862. En esa etapa Mosquera fue nombrado Supremo Director de la Guerra, así como presidente provisorio de la Unión, presidente de los Estados del Cauca, Antioquia y Tolima, así como también fue miembro principal de la Convención de Rionegro.

Debido a todos esos cargos que tuvo Tomás Cipriano, fue conocido como una persona con gran poder en la política, pero su situación se vio empañada cuando los liberales decidieron frenar ese poder mediante las disposiciones de la Constitución de 1863, en donde infligió críticas a los proyectos de Mosquera, atacando sus políticas anticlericales. Esto provocó la creación de un proyecto de ley que fue presentado por los liberales Salvador Camacho Roldán, Bernardo Herrera y Justo Arosemena.

Aún con lo antes mencionado, el poder de Mosquera era mucho más grande que otros, lo cual se reflejó cuando la Convención de Rionegro lo eligió presidente de los Estados Unidos de Colombia, cargo que desempeñó hasta abril de 1864. Es importante decir que Mosquera lanzó nuevos ataques a la iglesia, con lo cual se afectó mucho porque se señalaba sobre una ley para guardar el culto, la cual consistió en hacer obligatorio que los curas presentaran autorización del poder civil para poder ejercer el culto religioso.

Tercera Presidencia

En el tercer periodo presidencial de Mosquera, se enfrentó a otras situaciones difíciles, porque tuvo que enfrentar una guerra con el Ecuador, de la que afortunadamente al tener el apoyo de muchos hombres, resultó victorioso, la cual fue la batalla de Cuaspud en el año de 1863. Este suceso le sirvió para recuperar cierto prestigio que tuvo al principio de su carrera política, en donde recibió un reconocimiento y el apoyo por parte del cuerpo diplomático del gobierno.

Cabe decir que cuando terminó el período presidencial decidió emprender el vuelo y viajó a Francia con el cargo de embajador. Dedicó otra parte de su tiempo a corregir y preparar la publicación de su segunda obra de geografía, la cual tuvo el título de Compendio de Geografía General, Política, Física y Especial de los Estados Unidos de Colombia, siendo publicada en el año de 1866. Este libro le trajo muchas satisfacciones al ver reflejado sus esfuerzos y estudios en una obra que logró compartir con muchas personas interesadas en conocer su contenido.

Cuarta Presidencia

Mosquera fue elegido por cuarta ocasión presidente de la República, en donde gobernó del 20 de mayo de 1866 hasta el 23 de mayo de 1867. En este periodo sucedieron varios cosas que la historia marca como importantes, una de las cuales es la situación del liberalismo popular de los antiguos draconianos y los artesanos. Mosquera dictó un decreto que ordenaba una investigación sobre la manera como se había llevado a cabo la venta de los bienes que el gobierno de Manuel Murillo Toro había descuidado en la venta de los bienes desamortizados porque quedaron en manos de los más apoderados, sin importarle las demás personas con menos posición económica.

Es elemental señalar que dicho decreto provocó que los enemigos de Mosquera se preocuparan, especialmente a los liberales, debido a que existían muchas personas beneficiadas en la compra de inmuebles pertenecientes al estado y a los bienes de manos muertas enajenados, lo cual fue un aspecto muy delicado en esa época. Ante esta situación, se dieron muchas reacciones negativas, las cuales se reflejaron en el ambiente de temor y negatividad en el país.

Lo anterior fue un motivo más que provocó que sus opositores pertenecientes al gobierno, trataran de buscar una forma de derrocar a Mosquera. Fue así como el entonces presidente del país se vio en una situación complicada, viéndose obligado a cerrar el Congreso en el mes de abril de 1867, con la finalidad de evitar el complot que se tramaba en su contra

.

Cabe decir que a pesar de haber cerrado el Congreso, esto no tuvo resultados positivos para Mosquera, por lo que después fue derrocado por un golpe de Estado en el mes de mayo de 1867. Este suceso hizo que fuera prisionera y después fue juzgado por Sanado del país, el cual le hizo un juicio de responsabilidades y lo sentenció a tres años de ostracismo.

Cumplió su condena y fue hasta el 3 de enero de 1871 cuando Mosquera regresó de su destierro en Lima, a la edad de 73 años. Tal vez sin esperarlo, fue elegido presidente del Estado Soberano del Cauca, cargo que ocupó hasta el año de I873. Tres años más tarde concurrió al Senado en representación del Cauca, en cuyos cargos hizo cosas muy buenas a pesar de que en otros tiempos pasados, tuvo muchas personas que llegaron a odiarlo, por las cosas que había hecho y que no fueron vistas con buenos ojos.

Después de la Presidencia

Cuando Tomás Cipriano de Mosquera terminó su primer periodo presidencial, decidió viajar a Nueva York porque tenía el interés de hacer negocios familiares, en donde debido al éxito que obtuvo con las cosas que hizo, creó una casa comercial internacional. En 1854 Mosquera regresó para combatir y derribar la dictadura de José María Melo. Asistió al congreso como representante y senador, después fue candidato a la reelección presidencial en el año de 1857.

En la reelección quedó en tercer lugar porque fue elegido Mariano Ospina Rodríguez. Pero más tarde Cipriano fue elegido presidente del Estado Soberano del Cauca. Cabe señalar que después de un tiempo, Mosquera se retiró, decidiendo irse a vivir a su hacienda Coconuco, en donde pasó el resto de sus días. Otro dato interesante sobre el general Tomás Cipriano de Mosquera es que se casó dos veces, la primera vez con su prima hermana de nombre Mariana Arboleda y Arroyo, y después con María Ignacia Arboleda.

Debido a que sufrió un tiro de la mandíbula en 1824, hacía muchos ruidos y muecas al hablar, por lo que muchas personas lo apodaron “Mascachochas", nombre con el que se recordó a una persona valiente, estricta, trabajadora, con cosas positivas y negativas como todos los seres humanos. Mosquera falleció el 7 de octubre de 1878 en dicho lugar Coconuco, Colombia a la edad de 80 años.